En voz baja

El Vaticano acepta un cambio de fórmula en el Padre Nuestro

Los católicos franceses protagonizaron una "pequeña" revolución después de casi medio siglo de discusiones, al conseguir que la Iglesia cambie una parte del texto de su plegaria fundamental, el "Padre Nuestro".  A partir de ahora, los creyentes franceses deberán sustituir la fórmula tradicional "no nos dejes caer en la tentación" por "no dejarnos caer en la tentación", una corrección que el pasado 12 de julio autorizó el Vaticano.  Un despacho de la agencia ANSA señala que desde 1966, cuando ingresó en vigencia la versión precedente, muchos fieles expresaron su disgusto por una frase que interpretada palabra por palabra según la lengua moderna, parecía irrespetuosa hacia Dios Padre.

El sacerdote Frédéric Louzeau, teólogo y autor de un reciente libro sobre el tema (La Priere du mendiant), explicó que resultaba "impensable que Dios, infinitamente bueno y fuente de toda bondad, pudiera inducir al hombre al mal y al pecado". Un contrasentido total y por añadidura "blasfemo" para muchos creyentes. El próximo 22 de noviembre la edición Mame -que en Francia se ocupa de las traducciones oficiales de los Evangelios- publicará la nueva versión, revisada y corregida, de los misales.

 La novedad la reveló el 5 de setiembre el semanario "Familia Cristiana" y pasó relativamente desapercibida, entre otros cambios significativos: por ejemplo, la oración de las famosas "bienaventuranzas" también sufrirá cambios y la nueva versión aún se mantiene en secreto.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?