Diócesis

Actos de desagravio en todo el obispado

Tres profanaciones eucarísticas en ocho meses en la diócesis de Castellón

En mayo pasado fue en Teresa; en julio, en Villarreal. El pasado domingo en el municipio de Caudiel

El obispo Casimiro López, con sacerdotes.
photo_camera El obispo Casimiro López, con sacerdotes.

Otra grave profanación de la Eucaristía en la diócesis de Segorbe-Castellón, en este caso en la iglesia parroquial del municipio de Caudiel. En un robo perpetrado el domingo pasado, fue abierto con fuerza el Sagrario y las Formas consagradas fueron esparcidas por el suelo.

Se trata de la tercera profanación eucarística que sufre la diócesis de Segorbe-Castellón en ocho meses: en mayo pasado se produjo un acto sacrílego en el municipio de Teresa, y en julio en Villarreal, en la basílica de San Pascual Bailón, en pleno centro de la ciudad.

Nada más conocerse estos graves hechos, el obispo de la diócesis, Casimiro López Llorente, ha enviado un comunicado en el que convoca a una Misa que él mismo celebrará, en Caudiel, el próximo domingo 28 de enero, a las 18.00 horas, como reparación de este acto sacrílego – también lo hizo en las dos profanaciones anteriores -, e invita  a unirse en Caudiel  a todos los fieles de la diócesis “en este momento doloroso de su historia local”.

Actos de desagravio en toda la diócesis

A la vez, el obispo pide “a los sacerdotes que en todas las iglesias parroquiales, capillas y templos abiertos al culto se llevan a cabo actos de desagravio y de reparación sea con la celebración de la santa Misa o con la exposición prolongada del Santísimo Sacramento”.

“Si el Señor, a pesar de todos los riesgos y peligros, mantiene hoy su voluntad de permanecer entre nosotros, es una señal inequívoca de que los bienes que se desprenden de su presencia son infinitamente más grandes que los males que se puedan derivar”, señala el  obispo, para concluir: “Hagamos de este agravio una oportunidad de desagravio. Que esta ofensa sea ocasión para suscitar y manifestar nuestro amor a Jesucristo, presente en la Eucaristía”.



Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?