Diócesis

El Arzobispado de Barcelona, molesto con el desprecio de un concejal socialista hacia la Sagrada Familia

Dani Modol tildó hoy el templo de “mona de Pascua gigante”, “pseudoobra de Gaudí” y “gran farsa que arrastramos desde hace tiempo”

 

 

 

El concejal de Arquitectura del Ayuntamiento de Barcelona, el socialista Dani Modol, ha tildado hoy el templo de la Sagrada Família de "mona de Pascua gigante", "pseudoobra de Gaudí" y "gran farsa que arrastramos desde hace tiempo”.

Fuentes consultadas por Religión Confidencial al entorno cercano del concejal de Arquitectura del Ayuntamiento de Barcelona, Dani Modol, aseguran que no se arrepiente de sus declaraciones. Las mismas que han molestado al Arzobispado de la ciudad condal por denigrar a la Sagrada Familia como lugar de culto. 

El concejal socialista ha realizado hoy estas afirmaciones durante el debate de la propuesta del PP para que el gobierno municipal (BComú y PSC) presente una propuesta de urbanización de los entornos del templo en el plazo de seis meses, que se ha aprobado con el voto de todos los grupos excepto la CUP.

Para el concejal de Arquitectura, que se ha mostrado convencido de que no se derribaran los edificios afectados por la construcción de los accesos al templo, "no hay una necesidad social de acometer las obras de reurbanización" de su entorno.

Rechazo de algunos concejales 

Los términos en que se ha expresado el concejal de Arquitectura sobre este emblemático edificio han provocado el rechazo de algunos concejales y del portavoz de CiU, Joaquim Forn, quien ha asegurado que estas frases les han dejado “preocupados".

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha afirmado que "para el gobierno municipal, la urbanización de este entorno no es una prioridad inmediata de ejecución", pero sí lo es evaluar con el vecindario el futuro del barrio.

También ha reiterado que el gobierno municipal rechaza la construcción de las escalinata monumental de la fachada de la Gloria, que ocuparía el espacio que ahora tiene la calle Mallorca.

El concejal de la CUP Josep Garganté ha explicado el 'no' de su grupos porque están en contra del derribo de edificios previsto y proponen dejar "de pagar la fiesta al obispado", ya que la Sagrada Familia es propiedad del arzobispado de Barcelona que impulsa las obras.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?