De Libros

A la sombra de Benedicto XVI

Georg Gänswein, secretario del Papa emérito, analiza la nueva evangelización en su libro "Cómo la Iglesia católica puede restaurar nuestra cultura"

Georg Gänswein.
photo_camera Georg Gänswein.

Conocido como “la fiel sombra de Benedicto XVI” o “el George Clooney del Vaticano”, no sabíamos mucho del pensamiento, de la teología, de quien fue, en cierta media, un quicio en la transición de los dos últimos pontificados, y quien articula la convivencia del día a día del papa emérito.

Por eso tiene un especial valor este libro que contiene tres tipos de contribuciones: homilías que don Georg ha pronunciado con varios motivos –ordenaciones sacerdotales, Sagrado Corazón, fiestas de la Virgen…-; conferencias en ámbitos destacados, principalmente académicos dedicados también a la teología; y entrevistas recientes a los medios de comunicación.

Secretario de Benedicto XVI

Es una obviedad decir que el secretario de Benedicto XVI ha sido su intérprete autorizado en no pocas ocasiones. También, en momentos delicados tanto de su pontificado como posteriormente de la vida de la Iglesia. De ahí que quien quiera completar la imagen de la rica y profunda personalidad de Benedicto XVI tiene aquí una fuente de primera mano.

Con un prefacio del príncipe Asfa-Wossen Asserate, que parece ser una personalidad en el mundo cultural alemán, plantea este volumen algunas cuestiones de calado para actual vida de la Iglesia.

Ya en las primeras contribuciones nos encontramos con la titulada “La “desmundanización” y la Nueva Evangelización. ¿Eslogan o verdadero lema para reformar la Iglesia?”, en la que aborda, entre otras muchas, la cuestión de “la soberbia estructura organizacional de la Iglesia”, el exceso de estructuras respecto del espíritu, recordando, con el Papa emérito, que “la verdadera crisis de la Iglesia en el mundo occidental es una crisis de fe. Si no logramos una verdadera renovación de la fe, todas las reformas estructurales serán ineficaces”. No hay que desdeñar los análisis que hace de la vida de la Iglesia en Alemania, por cierto.

Legislar sobre la naturaleza humana 

Un punto interesante es la historia de la Iglesia como fuerza civilizadora. Máxime en este tiempo en el que, según nuestro autor, “si lo Estados occidentales, uno tras otro, comprando la agenda de los grupos de presión globales, socavan la ley natural y tratan de legislar sobre la naturaleza humana, entonces estamos ante algo que va más allá de una fatal recaída en la regla de la arbitrariedad. Se trata de una nueva claudicación ante las tentaciones totalitarias que siempre han sobrevolado nuestra historia como una oscura sombra”.

Renuncia de Benedicto XVI

Quizá uno de los puntos, abordados en varias páginas de libro, es el de la renuncia de Benedicto XVI. Una decisión debida a la pérdida de fuerzas humanas para afrontar los retos del pontificado y las nuevas formas necesarias del ejercicio del ministerio de Pedro. “Ofreció esa razones, dice en una entrevista a la cadena EWTN, de manera bastante sencilla y abierta; muy honestamente, hay que decirlo. Sufrió una merma en sus fuerzas, la fuerza mental y la fuerza física. Y la Iglesia necesitaba un timonel fuerte”.

En este sentido su intervención en la presentación del libro “Últimas conversaciones con Benedicto XVI “ de Peter Seewald es muy clarificadora, tanto del proceso, las causas y motivos de la renuncia como de la relación entre Benedicto XVI y el papa Francisco.

Iglesia: intolerante y tolerante 

En el aspecto cultural hay que poner el foco en dos intervenciones. Una pronunciada el 1 de julio de 2017 en Bad Füssing (Bavera) con ocasión del setenta aniversario de la firma del Tratado de Roma. Y la segunda la que tuvo lugar en el vestíbulo del Tribunal Constitucional de Alemania en Karlsruhe, el 4 de junio de 2019.

Como recuerda monseñor Gänswein, “Reginald Garrigou-Lagrange escribió ya en 1923: “La misericordia y el rigor de la enseñanza solo pueden existir juntos”. Y añadió: “La Iglesia es intolerante en cuanto a sus principios porque cree, y es tolerante en su praxis, porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en cuanto a sus principios, porque no creen, e intolerantes en su praxis, porque no aman”.

Cómo la Iglesia católica puede restaurar nuestra cultura

Georg Gänswein

Rialp

Portada del libro.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?