De Libros

Cuando la persecución te mira a los ojos

"No me lamento” responde a un frase que se repetía Fernando de Haro después de habérsela escuchado a una religiosa, la hermana Meena Barwa, tras ser violada

Fernando de Haro
photo_cameraFernando de Haro

Hay que comenzar la reseña de este libro por el final. Su título principal es “No me lamento”. Responde a un frase que machaconamente se repetía Fernando de Haro después de habérsela escuchado a una religiosa, la hermana Meena Barwa, violada en Oressa en 2018. Una frase reproducida y contextualizada en el último capítulo del libro.

Decía entonces la joven religiosa, que sufrió la violencia física extrema de un grupo de desalmados, que “lo que me ha sucedido no debe ocurrirle a nadie. Pero no me lamento. Siento que no he sufrido todo este dolor por la decisión de alguien, lo he sufrido por Jesús, por la fe”.

Uno de cada cuatro habitantes será indio 

El título añadido de este estremecedor libro con técnica de reportaje, testimonio de vidas, es “La persecución de los cristianos en la India”. Sí, la India, ese país que compite con China por la hegemonía económica del futuro del mundo, es una gran nación superpoblada en la que la persecución de los cristianos está al orden del día, entre otras causas, por la impunidad de una compleja legislación anticonversión. No olvidemos que dentro de poco uno de cada cuatro habitantes del planeta será indio.

El periodista Fernando de Haro se ha empeñado en los últimos años en hacer un mapa de la persecución de los cristianos en el mundo. Lo hace en dos versiones, en vídeos y libros. Patrocinado por el Instituto de Estudios Históricos del CEU para sus documentales, Fernando dedica no poco de su tiempo libre a  poner rostros, nombres, ojos, caras, a los cristianos perseguidos hoy en el mundo. Una pedagogía imprescindible para una sociedad, y una historia, que pensaba haber alcanzado las cotas más altas de progreso, libertad y tolerancia.

No hay que olvidar que según la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, el cristianismo se ha convertido en la religión más perseguida del planeta. Ciento cincuenta mil son los cristianos asesinados al año en el mundo.

Ideologización de lo religioso 

Nuestro autor añade una interesante hipótesis en las páginas iniciales de este libro que merece ser tenida en cuenta. Dice que “la globalización erosiona, cuando no destruye, el proceso circular que ha animado siempre la relación entre la religión y la cultura. La religiosidad, ideológicamente utilizada, reaparece con fuerza, pero disociada de la cultura que le es propia y que la globalización ha puesto en crisis. El patrón de comportamiento se repite en las zonas del planeta a las que me he asomado (Oriente Próximo, Asia y África). Esta ideologización de lo religioso, en la que se pueden ver las huellas del nihilismo y del nacionalismo, promueve la dinámica del chivo expiatorio e identidades conflictivas”.

India está gobernada por Narendra Modi desde el 2014, líder del Partido Popular Indio o BJP. El sistema de castas está teóricamente abolido, pero sigue presente y determina la vida social. Y dentro de las castas están los dalit, los parias. Y dentro de los parias,  una categoría doblemente discriminada, los dalit cristianos. En la India, los bautizados son una minoría, unos veinticinco millones de personas, y el setenta por ciento pertenecen a la casta de los dalit. No debemos olvidar, por cierto, que la India fue cristianizada en el siglo I. Los cristianos de la India sufren una incrementada persecución desde 2016. Según el Catholic Secular Forum han sido 365 los ataques a cristianos en los últimos años.

El actual partido del gobierno está alentado por el movimiento hindutva, y ahí está uno de los problemas. Un movimiento político, a modo de hinduismo político y social, que plantea una forma de vida basada en el hinduismo que ha convertido a las religiones abrahámicas en su enemigo político dado que representan, según ellos, una amenaza para la identidad política y cultural. De ahí que persigan las conversiones, que corrompen la cultura y a la sociedad hindú.

Escucha de la víctima 

Proponer la igualdad dignidad de todas las personas, como hijos e hijas de Dios, se convierte en un mensaje revolucionario. En este libro, las ideas, las corrientes políticas, las ideologías son analizadas con criterios de autoridad científica a través del uso de una extensa biografía. Pero su valor radica en la escucha de la víctima y en la explicación de quienes, en ese terreno, están luchando por defender los derechos humanos de los cristianos.

Nos encontramos, por tanto, con los rostros de la persecución a los cristianos en la India, con testimonios de vida, de esperanza, de sufrimiento redentor. Podrían ser muchos los nombres que aquí y ahora se reproduzcan. Pero invito al lector a que se deje llevar de la mano de Fernando de Haro en este viaje al fondo de la persecución a los cristianos en la India. Algo que, probablemente, nuca se habría imaginado.

Por cierto, vaya papelón el de la Embajada de la India en España…

No me lamento. La persecución de los cristianos en la India.

Fernando de Haro. 

Elba editorial

No me lamento

[email protected] 

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo