De Libros

La batalla cultural que libró Benedicto XVI

El filósofo y periodista Giulio Meotti conoce en profundidad el pensamiento de Ratzinger, que lo plasma en este libro

Giulio Meotti.
photo_camera Giulio Meotti.

No es infrecuente que a la abundante literatura sobre el fin, el ocaso, el fracaso de Occidente, se sumen nuevas propuestas. Luke Kemp, Owen Harris, David Marquand, Jeffrey J. Anderson, G. John Ikenberry, Thomas Risse, Ross Douthat, Christopher Smith y Richard Koch son algunos nombres que se pueden citar, así, de repente.

Últimas noticias


Pero tengo que confesarles que ésta que nos ocupa es especial por muchos motivos.

El primero de ellos, por la tesis: Joseph Ratzinger, es decir, Benedicto XVI, es un coloso derrotado en sus esfuerzos por salvar la civilización occidental. Su pontificado fracasó en este sentido. En su lucha contra el nihilismo -recordemos la homilía de la misa Pro Romano Pontifice eligendo- se le agotaron las fuerzas y esto explica la causa última de su renuncia.

Reforma en la Iglesia 

Es más, se podría decir que el cuerpo, es decir, el Vaticano, la Santa Sede, no le acompañó suficientemente en esa lucha en la que estaba inmerso. El Papa percibía la necesidad de una reforma en la Iglesia precisamente para recuperar las fuerzas respecto a una batalla con nefastas consecuencias para la humanidad, para la concepción de lo humano. Y ahí, la estructura le falló. 

Es interesante que hagamos una breve referencia al autor. Filósofo de formación, periodista de Il Foglio, ha escrito también en medios internacionales como The Wall Street Journal y The Jerusalem Post. Esta perspectiva internacional del autor está muy presente a la hora de ofrecer una visión global de los aspectos más desatacados de esa lucha contra el nihilismo, la causa principal del ocaso de Occidente.

Pensamiento de Joseph Ratzinger

De hecho nuestro autor utiliza abundantes fuentes, tanto de libros como de textos que se han publicado en los más importantes periódicos del mundo y en varias lenguas. La visión que tiene Meotti es una visión, y una perspectiva global, aunque después aterrice muy significativamente en algunos países a la hora de poner ejemplos de los procesos de descristianización en curso.

Otro de los aspectos más significativos de este libro es el que se refiere al pensamiento de Joseph Ratzinger. Si hace poco reseñábamos en estas páginas la biografía de Benedicto XVI de Peter Seewald, ahora nos encontramos con el complemento ideal a esa biografía.

Porque Meotti conoce en profundidad el pensamiento de Ratzinger y eso le permite poner a dialogar ese pensamiento con los prescriptores intelectuales y culturales de nuestro tiempo. Los autores, filósofos, a los que cita Meotti, en referencia y contraste a las ideas de Ratzinger, no son precisamente autores católicos, ni mucho menos. Son los padres de esta postmodernidad en la que estamos inmersos, desde los legitimadores del derecho, Rorty, por ejemplo, a Derrida, Foucault, Chomsky, etc…

Cómo murieron algunos filósofos del 68 

Por cierto, que hay momentos muy interesantes que no deben pasar por alto en el libro. Por ejemplo cuando se refiere al tema de la pederastia, en general, y en la Iglesia. Nadie habla, excepto nuestro autor, de lo que se publicaba en la revista “Kursbuch” en 1969, o en otros medios en manos de una intelectualidad mundial que legitimaba esa práctica.

O, cambiando de tema, pero no tanto, ya nadie recuerda cómo murieron la mayoría de los filósofos del 68 : Deleuze, que saltó por la venta de su apartamento; Foucault, que murió de sida; Althusser, que mató a su esposa; Debord, que se disparó con un rifle…

Tres visitas a España 

Hay en el libro un aspecto que me parece muy interesante, la respuesta que la Iglesia en España tuvo, en compás con la tarea en la que estaba inmersa Benedicto XVI por esas fechas, frente a una de las puntas de lanza del proyecto nihilista del presidente Zapatero. No olvidemos que Benedicto XVI hizo tres visitas a España, lo que no ocurrió con ningún otro país de Europa.

Convendría que se pensaran y repensaran las páginas 45 y 74 a 76 para darnos cuenta qué hemos perdido en España en este tiempo y qué estamos viviendo ahora en perspectiva de lo que comenzó entonces. Además, hemos olvidado la memoria del compromiso con una cultura que se gestiona en el espacio público. 

El estado del catolicismo en Europa 

Este libro, además, nos ofrece brillantes análisis sobre otras materias, como por ejemplo, el estado del catolicismo en Europa o el papel de las Universidades y de los intelectuales.

Volvamos a la tesis inicial. Puede que parezca que este análisis de Meotti es pesimista. No olvidemos lo que el filósofo ateo Michel Onfray escribió cuando Benedicto XVI presentó la renuncia: “La Sagrada Familia está en ruinas y el papa que la consagró ha dimitido”. Hay que ponerse manos a la obra. Si no, sí estaremos instalados en el pesimismo.  

Por cierto, abre el libro un prólogo del también periodista John Waters. Más discutible en algunas de sus afirmaciones, desentraña muy bien cuál es la esencia de la propuesta de Meotti, recuperar Occidente y, por tanto, la razón y la libertad.

¿El último Papa de Occidente?

Giulio Meotti

Encuentro

¿El último Papa de Occidente?

  

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes