Conferencia Episcopal

El Papa nombra a Iceta arzobispo de Burgos y Escribano de Zaragoza

También nombra al sacerdote Javier Vilanova como obispo auxiliar de Barcelona

Nuevos obispos
photo_cameraNuevos obispos

La Santa Sede ha hecho público a las 12.00 h. que el papa Francisco ha nombrado a Mons. Mario Iceta arzobispo de Burgos; a Mons. Carlos Manuel Escribano arzobispo de Zaragoza; y al sacerdote Javier Vilanova obispo auxiliar de Barcelona. Así lo ha comunicado la Nunciatura Apostólica en España a la Conferencia Episcopal Española.

Mons. Iceta es actualmente obispo de Bilbao, Mons. Escribano es obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño y Javier Vilanova es el rector del seminario Interdiocesano de Cataluña.

A la vez que se hacen públicos estos nombramientos, el papa Francisco acepta las renuncias presentadas, al cumplir los 75 años, por Mons. Fidel Herraéz y Mons. Vicente Jiménez Zamora, arzobispos de Burgos y Zaragoza respectivamente.

Próximo centenario 

En un mensaje dirigido a la diócesis de Bilbao y la archidiócesis de Burgos, Mario Iceta, acoge este «nuevo tiempo» que se iniciará el próximo 5 de diciembre como arzobispo de Burgos, con el deseo de «servir y cuidar» al «Pueblo de Dios que peregrina en Castilla». 

"Nos vamos a sumergir dentro de pocos días en la celebración del octavo centenario de esa maravilla que es la catedral, testimonio multisecular de fe, esperanza y amor. Es ocasión privilegiada para que la evangelización de los diversos ámbitos personales, familiares, culturales, económicos y sociales tome un nuevo impulso. Don Fidel, junto con su equipo, ha sido capaz de aunar la diversidad de instituciones de la sociedad burgalesa para la preparación de esta singular efeméride. Por eso me gustaría que siguiera desempeñando un merecido protagonismo en las celebraciones del año jubilar", ha manifestado el obispo Iceta. 

"Afronto este ministerio en un momento complejo"

Por su parte, el nuevo arzobispo de Zaragoza, ha realizado también una declaraciones una vez conocido su nuevo nombramiento: "Soy consciente de que afronto este ministerio en un momento complejo provocado por la pandemia de la Covid- 19, que tanto nos está haciendo sufrir", ha manifestado. 

"El Señor me envía a una Iglesia llena de historia, de vida y de frutos de santidad, sostenida en su fe, esperanza y caridad por la mediación de la Virgen del Pilar. Es una diócesis con una gran tradición cristiana y con muchos hombres y mujeres verdaderamente entregados a su vocación que han trabajado y trabajan con alegría e ilusión en la misión de la Iglesia", ha resaltado. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?