Opinión

La Virgen María subió al cielo, en cuerpo y alma

Representación de la Asunción de la Virgen María
photo_camera Representación de la Asunción de la Virgen María

15 de agosto. Solemnidad de la Asunción de la Virgen María al Cielo, en cuerpo y alma. Ahora, es un buen momento para conocer o recordar todo ello.

En Tierra Santa

Peregrinando a Tierra Santa fuimos a Hagia María, Abadía católica benedictina de la Dormición de la Virgen, que se encuentra en el monte Sion, cerca de las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén. En su Cripta, está la imagen de la Virgen, yacente, con los ojos cerrados, manos cruzadas sobre el pecho, tiene una tez clara y es mujer guapa, alta, esbelta y de buen porte. Es una escultura hecha de madera de cerezo y marfil. Allí, le pedí por tantos, vivos y difuntos.

También fuimos al Sepulcro de María, en una iglesia ortodoxa, situada en el Valle del Cedrón, a los pies del Monte de los Olivos, cerca de la Basílica de Getsemaní. La tradición de los cristianos ortodoxos considera que, tras fallecer, colocaron allí el cuerpo de la Virgen. Esta cripta no fue destruida por Saladino, pues el islam honra a María como madre del profeta.

La Muerte o Dormición de la Virgen sólo se funda en textos apócrifos, sin que pueda afirmarse con seguridad si la Virgen murió o sólo se durmió. Si murió, fue porque es propio de la naturaleza humana morir y también murió Jesucristo. Parece avalar que sólo se durmió el que no exista ninguna reliquia de la Virgen María. Tenemos excelente iconografía en ambos sentidos. Aragón (España), conserva gran piedad a la Dormición de la Virgen.

La Asunción de la Virgen es dogma de fe.

En Jesucristo, hubo muerte y resurrección; pues Jesucristo, Dios omnipotente, murió y, por su propio poder, resucitó y, después, ascendió al Cielo. En la Virgen, hubo asunción; pues la Virgen fue asunta al Cielo, en cuerpo y alma, por el poder de Dios.

El Papa Pío XII, el 1 de noviembre de 1950, proclamó solemnemente en la Constitución Apostólica Munificentissimus Deus: “Nos afirmamos y definimos como dogma revelado por Dios, que la Inmaculada Madre de Dios, María siempre Virgen, después de cumplir su vida terrenal, fue elevada en cuerpo y alma a la gloria celeste. En consecuencia, si alguien, que a Dios no le agradará, osara voluntariamente poner en duda lo que ha sido definido por Nos, que lo sepa, que ha abandonado totalmente la fe divina y católica”.

Al llegar al Cielo

Como la misericordia y la ternura son propias de Dios, podemos preguntarnos: ¿Cómo debió ser la ternura del abrazo de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo a la Virgen Santísima, cuando llegó al Cielo?

Hay preciosa iconografía de la Coronación de la Virgen por la Santísima Trinidad y también por su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo. Nuestra Madre, desde el Cielo, nos enseña el camino para ir, nos ayuda a llegar allí y nos está esperando en el Cielo.

¿Cómo será el Corazón dulcísimo de la Virgen María? “Corazón dulcísimo de María, sed la salvación del alma mía”. Una persona me dijo: No sabes el bien que ha hecho a mi alma esta breve oración.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?