Opinión

Crisis matrimoniales. Causas y soluciones (y III)

El papa Francisco frente a una pareja de novios.
photo_camera El papa Francisco frente a una pareja de novios.
  1. CON EL PASO DE LOS AÑOS

Otra crisis que puede sobrevenir es cuando, con el paso de los años, se es más consciente del peso que supone llevar adelante la familia y… ¡pesa!

Es una especie de crisis existencial, propia de un periodo en la vida, cuestionando profundamente qué razones motivan y rigen mis actos, por qué tomo y he tomado esas decisiones que me marcan y que ¡me pesan! y si son verdaderas esas creencias que han constituido la razón de mi existencia.

Existe un peligro real y es querer tirar todo por la borda, para lanzarse a algo nuevo y desconocido.

En concreto en el matrimonio, puede ser decidir plantar a la mujer para marcharse con otra o dejar al marido para liarse con otro.

UN CASO: Él le dijo: salí de la esclavitud de mi madre y ahora tengo esta esclavitud que no aguanto más, y la dejó, la dejó con los 4 hijos. Luego se descubrió que él ya había mantenido otras relaciones al mismo tiempo que con su mujer, pero ella… ¡ni cuenta!

SOLUCIÓN

Hay que tener cuidado con la fidelidad y estar donde y cuando se debe estar presente, para evitar males mayores, porque te lo pueden robar.

Hay que cuidarse, hay que conquistarle a él o a ella, día a día y año a año. No vale dejarse, abandonarse.

Considerar juntos lo que hemos logrado, lo que hemos conseguido entre los dos y, al contemplarlo juntos, disfrutar de todo ello. De los hijos, en primer lugar.

UN CASO: Fueron testigos en el procedimiento de nulidad matrimonial de la hermana de ella.

La mujer me comentó: cada vez que hemos tenido un problema hemos necesitado apoyarnos más el uno en el otro, nos era imprescindible y me iba detallando, cuando le echaron del trabajo y se quedó en la calle, cuando llegó un momento en que lo único que teníamos para vivir era un billete en el bolsillo, cuando a uno de nuestros hijos le pasó…

Pero ahora, me dijo, estoy preocupada, porque es la primera vez que tenemos un problema gordo y no nos está pasando.

EL SÍNDROME DEL “NIDO VACIO”

Los años van pasando, los hijos van creciendo y, poco a poco, se van independizando, se van marchando… y nos quedamos los dos. Entonces puede surgir el Síndrome del nido vacío. Síndrome -según RAE- es un conjunto de fenómenos que concurren con otros y caracterizan una determinada situación.

Vale la pena cuidar nuestra unión, porque los hijos se irán, es ley de vida, y… nos quedaremos los dos.

  1. CON LA ANCIANIDAD

La tercera y última crisis puede venir al final de la vida.

UNOS CASOS: Él, ingeniero, le dijo a su mujer, con la que llevaba más de 50 años casado: La mejor decisión de toda mi vida fue hace más de 50 años, el día que te elegí para ser mi esposa y te agradezco tanto que me dijeras que sí…

Un compañero, a punto de jubilarse, me comentó: he tenido una buena vida, he tenido una vida llena,  quiero a mi mujer, quiero a mis hijos y a mis nietos. Estoy contento de mi trabajo. Soy un creyente ferviente. Realmente he tenido una vida buena, he tenido una vida llena.

Para considerar el Matrimonio, después de una vida matrimonial larga, después de una vida matrimonial llena, recomiendo mi libro

MATRIMONIO, HOY. Proyecto de toda una vida, en las pág. 80 y 81, “El abanico” y en las pág. 222 y 223, “Los Churumbeles”.

BibliotecaOnline, Madrid, 2020.

SINTETIZANDO Y RESUMIENDO:

¿QUÉ ES UNA CRISIS?

Es una situación grave y decisiva, que pone en peligro el desarrollo de un proceso, de un asunto.

¿ES POSIBLE UNA CRISIS MATRIMONIAL?

Sí, claro que sí.

Hay que estar preparado/a, cuidando el Matrimonio, cuidando nuestra unión, para que se fortalezca, para que eche raíces cada vez más profundas.

¿Las cargas? A Compartir entre los dos. Y habrá que sopesarlo de vez en cuando, para tomar las medidas adecuadas e ir adoptándolas.

Las crisis, hay que verlas venir, cuidando nuestra unión.

UN PRINCIPIO: que le valga la pena estar conmigo. Algo que debe proponérselo personalmente cada uno de los dos.

Habrá que estar al quite, no dejarle escapar.

La superación de una crisis puede dar lugar a un amor más maduro.

Y, por último, con tantos años de experiencia vital, personal y profesional, me llevan a poder afirmar, sin temor a equivocarme:

LA MAYOR AVENTURA EN ESTA VIDA ES EL MATRIMONIO Y, CON ÉL, ES LA FAMLIA.

EL MAYOR ÉXITO A CONSEGUIR EN ESTA VIDA ES EL ÉXITO EN EL MATRIMONIO.

LA MAYOR RIQUEZA QUE SE PUEDE DEJAR EN ESTE MUNDO ES UN HIJO.

Nadie lo dice; pero es la verdad.

Rosa Corazón

Doctora en Derecho

Abogada rotal

Profesora

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes