Opinión

La libertad de estar en la verdad

Poncio Pilatos.
photo_camera Poncio Pilatos.

Dijo Jesucristo a sus discípulos: “la verdad os hará libres”. Así funcionamos los cristianos por el mundo, libres y sin preocuparnos de que los demás sean también libres y, gracias a Dios, nos va muy bien.

Cuando nos topamos con personas a las que no les gusta la libertad de los otros, nos preocupa y mucho.

Podría pensarse que es por el temor a que vayan a cercenar nuestras posibilidades de llevar el Evangelio por el mundo entero; sin embargo, yo creo que no es, fundamentalmente, por este motivo, aunque también.

Ya está muy acostumbrada la Iglesia Católica, desde el principio del cristianismo, a los intentos de acallar la voz de sus hijos que propagan la fe. Pero así, sorprendentemente, va aumentando por el orbe creado el número de hombres y mujeres “de buena voluntad y que aman a Dios” inundando el mundo con la paz de Cristo.

Cuando alguien o algo se erige en poseedor de la verdad y, a la vez, desea, busca y consigue los medios para hacer desaparecer la libertad de los demás, es que no está plenamente convencido de que su verdad sea “de verdad, la verdad”; le da miedo que la verdad del otro sí que lo sea y, por tanto, anula su libertad.

Cuando Pilato decidió la muerte de Jesús en la Cruz, antes le preguntó: “¿y qué es la verdad?, a lo que Jesús ya no le respondió nada, pues Pilato sabía que Jesús era inocente; eso sí que era la verdad.

Claro, al que sabe que está en la verdad, no le da ningún miedo la libertad de los demás.

 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?