Opinión

Año de la Familia y de San José

La Sagrada Familia
photo_camera La Sagrada Familia

Una vez terminado el tiempo de la Navidad y volver a la rutina de siempre, me dispuse a retirar de la sala de estar de mi casa y guardar el belén, como todos los años.

Metí en la caja, donde guardo siempre las figuras, al buey y a la mula. También al ángel, que vela siempre por la protección de los protagonistas de tan gran acontecimiento. Luego, el establo, con sus adornos y luces, al armario donde tendrá que estar, junto a los otros, en letargo hasta las navidades del año que viene.

Sin embargo, cuando quise hacer lo mismo con las figuras del Niño Jesús, de la Virgen María y de San José, me venía continuamente a la cabeza que este nuevo año 2021 es un gran año, porque el Papa Francisco lo ha declarado, ni más ni menos, como año de la familia y de San José.

Parecía como que las tres figuras deseaban estar presentes todo este nuevo año en algún lugar notable de la casa y no en una caja de cartón encerrados, porque ellos son la mejor Familia y, claro, la imagen de San José era como si me dijera ¿qué hago yo aquí solo, sin Jesús y María?

No tuve más remedio que buscar un lugar, donde, sin ser un belén, tuviera yo todos los días presente a la Sagrada Familia y al padre de Jesús, San José.

Di con el lugar estupendo, porque cuando me siento un rato en el sofá, a veces para ver la tele, oír música, leer un libro o navegar con la tablet, tengo a mi derecha y delante de mí, las tres figuras de Jesús, María y José. Ante la contemplación de sus imágenes, me surge, con frecuencia, quedarme un rato gozando de su compañía.

 

Juan José Corazón Corazón

Sacerdote

Doctor en Derecho Canónico

Doctor en Derecho

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?