Opinión

Fallece don José Antonio Galera

José Antonio Galera
photo_camera José Antonio Galera

Acaba de fallecer don José Antonio Galera, sacerdote, que durante 30 años fue rector de la basílica de San Miguel, en Madrid.

Le conocí en mis primeros pasos por el Centro Cultural Gurtubay, allá por los años 60, y he podido acompañarle casi hasta el final de sus días cuando ya estaba muy enfermo y deteriorado. 

Era hijo del capitán general Galera Paniagua, que participó intensamente en la Guerra Civil. Amigo de Franco, recibió el encargo del comisariado de Marruecos en la época de la posguerra.

De hecho, don José Antonio nació en Tetuán y tuvo siempre a gala una muy buena relación con el Islam. Incluso escribió libros para explicar la mentalidad musulmana.

Estudió la carrera de Derecho brillantemente. Antes de ordenarse sacerdote, trabajó unos años en temas jurídicos. Muy implicado en la vida universitaria fue un tiempo director de Colegios Mayores para estudiantes.

Durante unos años recibió el encargo del Prelado del Opus Dei de ayudar a los nuevos sacerdotes de la Prelatura en su formación más próxima a la ordenación.

Era muy valorada su predicación, tanto en las Misas como en retiros espirituales. Lo preparaba con mucha atención y resultaba muy formativo y grato al escucharle.

De hecho, durante años cumplió el encargo de mantener un programa de televisión, todas las semanas: unos minutos hablando de la Fe Cristiana. Mantuvo unos años relación con Portugal, ayudando a los cristianos durante situaciones complicadas en la transición política.

Ya al final de su vida le apareció un deterioro cognitivo que le invalidaba para cualquier tarea. Lo llevó con una enorme humildad y espíritu de santificarse: se pasaba el día rezando y solo respondía a las cosas que le relacionaban con Dios.

Ha estado sin quejarse en ningún momento durante los años de internamiento en el hospital hasta que el Señor se lo ha llevado pacíficamente. Descanse en paz.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?