Opinión

El mejor Francisco

No seré yo quien diga que hay Franciscos mejores o peores, que unas veces el Papa está más acertado que otras. El mejor Francisco es el que sorprende. Y siempre sorprende.

Esa es la experiencia en el día a día de un atento seguimiento a lo que hace y dice el Papa. Uno encuentra una idea, una frase, un gesto, una afirmación, una sugerencia que interpela, que no nos deja indiferente.

Pero tengo que confesar que, en estos días en Polonia, me he encontrado con un impresionante Papa Francisco que no había visto en mucho tiempo. Quizá por eso de que estuviera fuera de Roma en medio de un inmenso lío. Ese lío que tanto le gusta. Y porque se le notaba feliz y contento, rejuvenecido. “Es un regalo del cielo poder verlos a muchos de ustedes que, con sus cuestionamientos, buscan hacer que las cosas sean diferentes. Es lindo, y me conforta el corazón, verlos tan revoltosos, les dijo en su primer encuentro con ellos”, les dijo a los jóvenes en el primer encuentro con ellos.

Los interlocutores del Papa han experimentado, una vez más, que la fe no es un lastre, ni una rémora, ni un apósito. La fe del Papa, que se traslucía en palabras claras, directas, sencillas, comprensibles a todos, es una forma de vida plena que satisface las necesidades del corazón y de la mente del hombre. Los jóvenes, no había más que ver sus caras, palpaban que la fe en el cielo no es un resentimiento con la tierra; ni la esperanza es deserción del aquí abajo.

Son muchos los aspectos que se podrían comentar de esta JMJ; son muchas las glosas, los acentos, a las palabras, a los mensajes del Papa. Quizá tengamos que buscar una imagen o una frase que sirva de síntesis a esta posibilidad de nuevo comienzo del encuentro con Cristo que representan las Jornadas Mundiales de la Juventud.

El Papa , como buen maestro, les ha hablado del principio y del fin, y del final, en el sentido de la felicidad y de la muerte. La narración del joven voluntario, diseñador de la JMJ, que murió de cáncer, tenía un sentido profundo de pedagogía de la fe y de la vida. Y la invitación del Papa también: “Elegir el camino adecuado”.

En la JMJ de Polonia el Papa Francisco ha invitado a los jóvenes del mundo a elegir el camino adecuado. Cristo, camino, verdad y vida.  

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable