Opinión

La familia, ¿bien?, gracias

 La editorial Dykinson acaba de publicar un libro titulado “Debate sobre el concepto de Familia” en el que participa una pléyade de números uno de la reflexión sobre la familia. De entre sus autores destacamos a Janne Haaland Matlary, Benigno Blanco, Ignacio Sánchez Cámara, Francisco José Contreras, Elio Gallego, Alejandro Macarrón, Lola Velarde, María Crespo, Carmen Sánchez Maíllo y Juan Pérez Alhama.

La profesora Haaland Matlary –que fue secretaria de Estado noruega– describe, en su artículo, titulado “¿Puede y debe ser definida la familia en los países occidentales?”, la confrontación filosófica, política y jurídica entre una concepción iusnaturalista que considera que la familia posee una estructura fija, basada en la naturaleza humana, y otra “constructivista” que estima que la familia carece de esencia, y por consiguiente es indefinidamente remodelable, con arreglo a las preferencias, modas y convenciones de cada época.

Los defensores del “constructivismo familiar” –especialmente, el feminismo radical y el lobby gay-, según Matlary, han hecho en los últimos tiempos decisivos progresos en las organizaciones internacionales, influyendo sobre los nuevos documentos y tratados. Para ello, se han servido de tácticas muy hábiles que Haaland Matlary estudia con precisión.

La investigadora María Crespo se mete de lleno a analizar –desde un ángulo primordialmente económico– las “externalidades positivas” que convierten a la familia en un actor social insustituible. Las familias descargan al Estado de una inmensa cantidad de servicios –educativos, sanitarios, de cuidado de ancianos…– ahorrando suma astronómicas de gasto social. Sin embargo, las políticas familiares se encuentran en España bajo mínimos. Por el contrario, en Europa disponemos de modelos exitosos que podrían ser imitados (por ejemplo, las políticas natalistas de Francia o los países escandinavos).

Por último, no debemos olvidar lo que, en el apartado dedicado al “Declive demográfico y declive familiar”, dice Alejandro Macarrón. Según este autor, en 1976 en nuestro país, se casaban nueve de cada diez españoles; en la actualidad, lo hacen cuatro de cada diez. En 1976, menos del 2% de los niños españoles nacían fuera del matrimonio; en la actualidad ese porcentaje es del 38%. Y en 1976, las mujeres españolas tenían 2.8 hijos; en la actualidad, tienen 1.3.

José Francisco Serrano Oceja


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes