Opinión

Un Congreso políticamente incorrecto

Rafael Sánchez Saus.
photo_camera Rafael Sánchez Saus, director del Congreso Católicos y Vida Pública.

Esperemos que el próximo Congreso Católicos y Vida Pública se convierta en un Congreso políticamente incorrecto para dar ejemplo frente a lo políticamente correcto.

Es decir, que si hay libertades en peligro, y esto no es una apreciación subjetiva sino una evidencia, esperemos que el Congreso sea capaz de despertar las conciencias y hacer propuestas novedosas.

De momento, según el ritmo de los primeros compases, y según lo que dijo su director, el profesor Sánchez Saus, el anuncio del Congreso ha despertado no pocas expectativas y, como no podía ser menos, ha recibido ya no pocas invectivas.

Por cierto, el juicio crítico sobre lo políticamente correcto no es patrimonio de lo que algunos califican como la derecha conservadora y eclesial. Convendría que leyeran, por ejemplo, el último libro del exdirector de la Real Academia de la Lengua, Darío Villanueva, “Morderse la lengua”, para descubrir que es también, al fin y al cabo, una cuestión de sentido común.

Da la casualidad de que el tema del Congreso Católicos y Vida Pública es también el de estudio nacional de la Asociación Católica de Propagandistas. En este sentido hay que analizar el contexto del Congreso desde el Informe de trabajo de la ACdP para 2021.

Como es importante definir los conceptos, para tenerlos claros, he aquí una de las definiciones que sobre corrección política nos encontramos en el citado Informe:

“Con el término corrección política suele indicarse un mecanismo social de las sociedades democráticas liberales, estrechamente vinculado con algunas dinámicas sociales de la posmodernidad, que apunta al control del lenguaje en ámbito público para evitar supuestas discriminaciones, ofensas y tratos vejatorios hacia determinados grupos de personas”. 

Los ámbitos prioritarios en los que se debiera reflexionar son:

- Política y Legislación. Cómo se está legislando de una forma determinada, qué decisiones políticas se tratan de imponer o en qué medida se tratar de expandir un pensamiento político único -políticamente correcto- que no deje espacio a otras opciones.

- Familia y moral sexual. El ataque a la vida, desde su concepción hasta la muerte natural; la igualdad de derechos entre mujeres y hombres utilizada políticamente como lucha política; o la desmembración de la familia como base de la sociedad.

- Educación. El ataque a la libertad educativa y a la elección de los padres, y la pretensión de una educación estatalizada y dirigida, atacando a la libertad de pensar y discernir por uno mismo.

- Mass Media, Redes Sociales y ámbito de la cultura. Desde las nuevas plataformas comunicativas se limitan y censuran opiniones, decisiones tomadas por organismos o instituciones de dudosa independencia que pretenden inculcar, con un lenguaje excluyente, una determinada forma de pensar.

- Economía y empresa. Asimismo, se intenta transformar el mundo empresarial, atacando las pequeñas economías y deshumanizando el trabajo y la propia actividad comercial.

- Investigación y divulgación científicas. Se pretende mostrar la ciencia y la investigación desde un único punto de vista, rechazando todo aquello que sea contrario al pensamiento único dominante.

- Valor y sentido de la Historia. La manipulación que se hace de la misma, tratando de utilizarla y tergiversarla con el objetivo de establecer un único relato desde el ámbito educativo, político y cultural.

Ahí es nada. Una pregunta. ¿Existe también la corrección política en la Iglesia?

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?