Opinión

Una Conferencia Episcopal transparente

Fernando Giménez Barriocanal.
photo_camera Fernando Giménez Barriocanal.

El Vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española et alii, Fernando Giménez Barriocanal, se ha empeñado en hacer de la Conferencia Episcopal una institución transparente. Le alabo el gusto. Y lo conseguirá, gracias a Dios, no lo dudo.

Muestra de ello es el libro, memoria, testimonio, que no testamento, “Una casa de cristal. El camino de la transparencia y el buen gobierno en la Iglesia”, en el que ha trabajado también Ester Martín Domínguez.

Este voluminoso ejemplar, editado cuidadosamente por EDICE, se convierte en un texto de referencia ineludible a la hora de abordar estas cuestiones en las diócesis y otras instituciones eclesiales.

No voy a hacer un desarrollo del índice, ni voy a glosar su contenido documental, parte de él de carácter administrativo. El lector interesado se encontrará con los grandes textos de referencia sobre esta cuestión, sobre la gobernanza, sobre el gobierno corporativo, en una especie de equilibrio entre lo que prescribe la legislación civil y lo que determina la canónica.  

Tres cuestiones para abrir boca. La primera. Dado que estamos hablando de transparencia, el volumen ofrece un amplio cuadro sobre la situación de los Portales de transparencia diócesis por diócesis, a fecha de mayo de 2020.

Las diócesis que se podrían decir pasan todos los cortes son: Astorga, Bilbao, Cáceres, Málaga, Orihuela-Alicante, Pamplona y Tudela, Plasencia, San Sebastián, Sant Feliu de Llobregat, Sevilla, Sigüenza-Güadalajara y Tenerife. Las que van a la cola: León, Huesca, Huelva, el arzobispado Castrense, Lugo y Valencia. Como pueden observar, una lista tal y como es la realidad, sin interpretaciones.

Otra parte interesante es la que se refiere al famoso Informe del Tribunal de Cuentas de julio de 2020. Se hace una breve reseña del Informe, desde la filtración del borrador a finales de 2019 hasta su redacción definitiva con sus conclusiones.

El último punto que voy a destacar es el de la transparencia en el ámbito de la comunicación y de la información. Ahí leemos que “uno de los grandes desafíos que se debe hacer frente de manera urgente (sic) es el de abordar el tema de la transparencia unido, de forma inevitable, a la labor de la comunicación”.

También se dice que “es muy importante estar pendientes de las demandas de información de la sociedad y responder adecuadamente en tiempo y forma, de acuerdo con principios de transparencia”.

Y se plantea la necesidad de un plan integral de comunicación de la transparencia.

Si me permiten, una sugerencia. Por favor,  objetivo X del Plan: Enviar un ejemplar de este libro a todos los departamentos, comisiones, subcomisiones, secretariados y demás familia de la Conferencia. Time-out, ya. Responsable de la acción: el bedel u ordenanza de los servicios centrales.  

Quizá así, aquellos que están instalados en otras dinámicas puedan contrastar sus prejuicios ante, no los medios y los mediadores, sino la transparencia, ejercicio de responsabilidad y una invitación a la corresponsabilidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?