Opinión

Sinfonía con final trágico

Sus autores, dos hombres de la Casa, José Antonio Martín Aguado y José Rodríguez Vilamor, han tenido la valentía de traspasar las fronteras del silencio sobre ese capítulo de la historia de la Iglesia en España, del periodismo en España, de la sociedad española, que amenaza como espada de Damocles, aún en nuestros días.

La Cadena COPE, heredera de esa forma de entender el periodismo, es deudora de la experiencia de quien fue el buque insignia de la Iglesia mediática. CEU ediciones se ha lanzado a la coherencia de hacer esta edición que tiene como título "Historia del Ya. Sinfonía con final trágico".

Pese a que aún no se ha descubierto el paradero del depósito en el que se encuentra gran parte del Archivo del Ya, después de los variados expurgos que sus sucesivos compradores hacían, a medida que iban conquistando los metros cuadrados en los despachos de dirección y administración, los autores de esta historia autorizada del Ya –y qué mejor autorización que un denso y suculento prólogo de Alejandro Fernández Pombo-, van desgranando los datos fundamentales de la historia de ese medio de comunicación que fue uno de los baluartes del espíritu y de la letra de la Transición política española.

La lectura de este libro no puede ser una lectura en diagonal, ni una lectura horizontal. Debe hacerse entre las líneas de lo sugerido, de lo apuntado, de lo escrito a pie de página. La correlación de las variables, de los adjetivos y de los sustantivos, es una de las más elocuentes formas retóricas de señalar con caridad la responsabilidad de la memoria.

Dividido el texto en dos partes, la primera está dedicada al periódico Ya arraigado en la sociedad, período que concluye en 1982. La segunda abarca un tiempo de agitada singladura, desde 1983 hasta 1996. Se suman al contenido del libro dos apéndices: unas lecciones deducidas de la encuesta ICSA-Gallup sobre la audiencia del Ya y un memorando sobre la automatización del archivo del Ya, que terminó sus días en los contenedores de basura de la calle Mateo Inurria.

La historia del Ya es la historia de una cadena de nombres, de hombres y mujeres que entregaron su vida por una empresa que era mucho más que una empresa. La Iglesia, también sus nombres y sus hombres, está en el trasfondo de esta historia apasionada, historia de aciertos y de errores. La historia, también la historia del desaparecido diario Ya, de la editorial Católica, es maestra de la vida.

jfsoc@ono.com

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable