Opinión

Mano de hierro, guante de terciopelo

​El primero, el de la calle Goya, no le ha hecho ascos desde su fundación a los temas eclesiales e intraeclesiasles. El de la calle Serrano se ha caracterizado por mantenerse al margen, que no en los márgenes, de la vida de la Iglesia. Sin embargo, la elección del Papa Francisco ha sido objeto de una de sus recientes reuniones, que tuvo al P. Germán Arana como ponente.

El P. Arana ha sido Superior de la Comunidad de la Universidad Gregoriana y, por tanto, conoce muy en detalle la vida y los misterios de la Iglesia en Roma. El titular de la nota de prensa con la que el Foro dio a conocer esa reunión era harto elocuente: "El Papa Francisco gobernará la Iglesia con mano de hierro dentro de un guante de terciopelo".

La reflexión del jesuita partió del ministerio petrino. Y entre el rigor y la seriedad argumental, algunas afirmaciones en forma de atractivas metáforas, como por ejemplo, cuando señaló que el cambio de estilo inaugurado por el Papa Francisco hadespertado una gran expectación mediática, a la que no hay que prestar excesiva atención "porque hoy le llueven flores y luego pueden lloverle tiestos".

Los derroteros de lo teológico discurrieron por la comprensión del sentido de la autoridad en la Iglesia, una autoridad como servicio. Para el ponente, el atractivo del nuevo Papa va en la línea de la sencillez de discurso y del carácter de servicio en la actuación.

Entrado ya en el diálogo apasionado, a partir de las intervenciones de los asistentes, el P. Germán Arana dijo que si Juan Pablo II fue conocido por su lucha contra el comunismo y Benedicto XVI por su lucha contra el relativismo, Francisco bien podría asentarse como el Papa que más acento pone en la evangelización. Sin lugar a dudas, para este destacado jesuita la elección del nombre de Francisco tiene carácter programático: desmontar el aparato y aparecer como un sencillo y cercano servidor de los pobres "oliendo a oveja", es decir, abandonando los cuarteles de invierno. El Padre Arana apuntó que Francisco gobernará con mano de hierro dentro de un guante de terciopelo.

José Francisco Serrano Ocejajfsoc@ono.com

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?