Opinión

Y Kiko armó el lío

Cuando se habla de Kiko, solo hay uno en la Iglesia. Perdón, habrá muchos, pero así, con mayúsculas y capaz de armar lío, solo hay uno. Bien es cierto que quien ha dado licencia para armar lío es también otro Francisco.

            Aunque haya podido pasar inadvertida a los medios de información y de desinformación –¡qué medio no lo es en la medida en que es limitado en sus textos y contextos!-, la noticia más importante, religiosamente hablando, de España en los últimos días ha sido el lío vocacional que ha montado Kiko Arguello en Andalucía.

El iniciador del Camino Neocatecumenal no da puntadas del Espíritu sin hilo, y conoce cuál es la realidad de esa región española, cuáles sus proyectos, su situación socio política y económica, y también la religiosa. La proliferación de Comunidades Neocatecumenales en Andalucía, junto con la religiosidad popular y el mundo cofrade, no son solo un lugar común, o teológico, signos de los tiempos. Son un apunte de esperanza que no hay que despreciar.

            Más de 15.000 miembros del Camino, de Andalucía, Extremadura, sur de Portugal y Canarias, se dieron cita en la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules en una movida vocacional titulada “Las Dos Orillas”. Contó con la presencia de dos de los responsables internacionales del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello y el P. Mario Pezzi. El objetivo era el de promover vocaciones que ayuden a la evangelización del continente asiático.

Presidió el encuentro el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, que estuvo acompañado del obispo de Asidonia-Jerez, José Mazuelos; el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández; el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez; el obispo de Huelva, José Vilaplana y el obispo auxiliar de Sevilla, Santiago Gómez Sierra.

Según informaciones de los organizadores, se pusieron a disposición de la Iglesia para esta misión alrededor de 200 jóvenes y 100 familias. Como indicó el iniciador del Camino, Kiko Argüello: “Después nos vamos a Santiago de Compostela, Varsovia y Valencia. Y después a Asia: Filipinas, Japón y Corea”.

            Pero como por estos predios ya se dio la noticia, centrémonos en lo que Kiko Arguello ha declarado en una entrevista a ODISUR, agencia de información de los obispo del Sur de España. Entre otras razones porque Kiko no se prodiga mucho en entrevistas. Bueno, ahora un poco más.

Dice Arguello, preguntado por qué da gracias a Dios todos los días,  que “¡por todo! Por la vida que me da, porque es bueno conmigo, porque es misericordioso, porque me soporta con paciencia y porque hace con nosotros milagros, milagros y milagros. Tengo que dar constantemente gracias porque es buenísimo, buenísimo. No nos juzga nunca y siempre nos ayuda. A veces me angustio porque tengo constantemente amenazas, constantemente engaños, calumnias...”.

Y añade: “El demonio no para de atacarme porque, claro, estoy aquí intentando trabajar para el Reino de Dios. Pero el Señor siempre me ayuda. Le escribí hace unas semanas al Papa y me ha mandado una carta de apoyo donde me decía: “¡Ánimo, Kiko, que yo estoy contigo!”. El otro día fueron a verlo unos curas y el Papa les dijo: “Ah, ¿tú eres del Camino Neocatecumenal? Pues dile a Kiko que no sufra que yo le ayudo””.

José Francisco Serrano Oceja


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?