Opinión

Políticos: no todos son iguales

Jorge Fernández Díaz.
photo_camera Jorge Fernández Díaz.

Jorge Fernández Díaz es un político de vocación, barcelonés desde los tres años, con raíces vallisoletanas y navarras. Desde joven -el gobernador civil más joven en Asturias y Barcelona-, es testigo de excepción de los últimos cuarenta años. Publica ahora su testimonio titulado «Cada día tiene su afán». Este relato en primera persona ayuda a entender lo que está pasando ahora en España. Políticos adolescentes, políticas de corto alcance, y tensiones nacionalistas que lesionan la convivencia y desalientan a los ciudadanos.

Conoce desde dentro la política y la sociedad catalanas que desembocan en la crispación ya instalada en España. Manifiesta con hechos que es un hombre dialogante, que valora la lealtad y la amistad, que no cree en las casualidades y sí en la verdad y rectitud. De ahí el subtítulo: Una mirada a cuarenta años de vocación política.

Principios y convicciones

Jorge Fernández es un hombre de firmes convicciones políticas y morales, un testigo importante de los últimos cuarenta años, que aporta un valioso testimonio para comprender y explicar el devenir de la política española, y también la deriva catalana. Ha vivido los primeros años de la Transición, la desaparición de algunos partidos como UCD, el nacimiento del Partido Popular, los gobiernos del Partido Socialista, la España de Aznar, la de Zapatero, la de Rajoy y hasta hoy día.

El lector puede conocer las entretelas de la entrada en la OTAN, el vuelco electoral del 11 M, hasta llegar al escenario político actual que desemboca en una crisis de Estado. Y sin embargo es un libro esperanzado, nada dogmático y muy humano, porque este político cree en el hombre y en el servicio a la sociedad. Aborda capítulos importantes como la experiencia de las autonomías, el uso instrumental de la corrupción, el nacionalismo disgregador, las recientes leyes de educación, o la formación en valores y la clase de religión, con las maniobras consabidas de algunos medios.

Capítulo aparte merece el relato de su conversión, su esfuerzo por adquirir una mejor formación en la fe que le aporta una nueva cosmovisión y una antropología abierta. Termina su relato recordando varias ocasiones en que ha sido recibido por Benedicto XVI, a quien admira y respeta profundamente. Con naturalidad escribe también sobre su mala salud en los últimos tiempos, pues ha sobrevivido a las tres ces, según dice: el corazón, el cáncer, y la carretera cuando era niño. Se considera un hombre privilegiado por su familia, trabajo y vocación.

El hacer y el aparecer

El lector tiene la impresión razonada de que en política tan importante es lo que haces como el relato que otros hacen de ti en negativo, por ejemplo, Perejil, Prestige, Irak, Yak-42, y 11-M. Y también el que fabrican los fontaneros para sus líderes como vemos en la actualidad. Sin embargo, aprender de la historia y de sus protagonistas a varios niveles, como es el caso del autor, es antídoto contra el pensamiento líquido.

Jorge Fernández ha desempaño varios cargos durante estos cuarenta años: además de gobernador civil, secretario de Estado de Educación, senador y vicepresidente del Congreso, y ministro del Interior, además de responsabilidades en el Partido Popular nacional y en el de Cataluña. En la actualidad es diputado por Barcelona en el Congreso y secretario de Interior y Libertades del Partido Popular. Algunos políticos pueden engañar pero los hechos son más elocuentes: la honradez y la decencia, de la que el autor no presume, no es patrimonio de muchos.

Jorge Fernández Díaz. Cada día tiene su afán.

Península. Barcelona, 2019. 373 págs.

Jesús Ortiz López

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?