Opinión

Política de altura: Mariano Navarro Rubio

Mariano Navarro.
photo_camera Mariano Navarro.

La historia se hace a base de pequeñas historias personales como es el caso de Mariano Navarro Rubio respecto a España y Europa: porque ha trabajado con altura de miras buscando el bien común, poniendo las bases para el desarrollo social de los españoles y posibilitando el tránsito a la democracia junto a otros hombres de buena voluntad. Sí, hubo hombres buenos en la política nacional, y esperemos que se acreciente el número de los que trabajan ahora en la sociedad con sincero espíritu de servicio.  

La Fundación que lleva el nombre de Mariano Navarro Rubio ha realizado un buen trabajo para comprender la figura señera de un gran político con sentido de Estado y mejor aún de un hombre de fe, con una conciencia sensible y una honradez muy valorada en su tiempo, aunque no por todos. La documentación aportada por la familia es exhaustiva, empezando por el testimonio de su digna esposa María Dolores Serres y sus muchos hijos[i].

En su elaboración han intervenido especialmente seis expertos, prestigiosos catedráticos, periodistas y escritores, para exponer -en honor a la verdad y la justicia- la biografía de una de los personajes más influyentes en España, pues ha contribuido decisivamente al crecimiento económico que ha creado una clase media, sin la cual habría sido imposible la convivencia pacífica en las últimas décadas. Es algo que importa mucho en la historia de los pueblos y especialmente en la situación actual cuando escasea la nobleza política y el juego limpio con visión de Estado, desde un sacrificado espíritu de servicio.

La descripción del «hombre y el político» comienza tratando sobre la forja de su personalidad y la guerra civil, señalando sus primeras inquietudes políticas, sociales y apostólicas. Se acerca después al matrimonio con María Dolores, su apoyo fundamental para todo, y la educación cristiana de sus hijos que ambos llevaron a cabo. A continuación se adentra en su perfil profesional y político, con el impulso a las leyes sociales, y la reforma bancaria desde su servicio como Gobernador del Banco de España. Deja para el final la información sobre la persecución que sufrió por sus poderosos enemigos políticos. Destaca el caso Matesa, un enredo de los falangistas que implicó también a Franco y posteriormente al Rey Juan Carlos, que no evitaron su ostracismo político y social, por lo que tuvo que dimitir, y sufrió graves repercusiones económicas para la familia.

Abundan en esta obra los sucedidos y anécdotas sobre su hombría de bien y su austeridad sin aprovecharse nunca de las ventajas debidas a su cargo. Es grande el elenco de testimonios elogiosos de quienes le trataron de cerca en la vida política y en su quehacer económico: Carrero Blanco, López Rodó, Luis Suárez, López Medel.

Su esposa, María Dolores explica, entre otras muchas cosas, «lo que Mariano cumplió siempre» a modo de elenco de los principios que guiaron su vida familiar y sus trabajos. Narra con detalle su muerte con los últimos sacramentos y acompañado por sus hijos. Por su parte, Rafael resume el famoso asunto «Matesa» señalando que el indulto de Franco, sin haber sido condenado, fue un borrón y cuenta nueva para cerrar lo aunque perjudicara gravemente la imagen de Mariano y de las instituciones. Su hija María Dolores señala que propuso al Jefe del Estado la creación de un fondo para atender desgracias -como la inundación de Valencia-y obras benéficas; y también ayudó mucho a la restauración de conventos y monasterios destruidos durante la Guerra Civil.

En suma, esta publicación documenta con detalle el quehacer de un hombre de fe, excelente profesional al servicio de los españoles -aunque algunos no lo admitan-, gestor eficaz de la hacienda pública y un hombre de fe vivida, aun en medio de sus limitaciones humanas. En palabras de san Josemaría, que le trató desde su juventud, le ayudó a discernir su vocación al Opus Dei, y le siguió a lo largo de la vida con tanto cariño, especialmente en los momentos más duros, Mariano «fue uno de esos hombres fieles que creyeron también en mí», es decir, fiel a su vocación de buscar la santidad en medio del mundo empezando por la familia, y fiel sobre todo a Jesucristo.

Mariano Navarro.

[i] [i] Mariano Navarro Rubio. El hombre y el político.

Fundación Navarro Rubio. Biblioteca Homo Legens. 2021, 519 págs

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable