Opinión

Los obispos de la provincia eclesiástica de Pamplona

Obispos de la Provincia Eclesiástica de Pamplona.
photo_camera Obispos de la Provincia Eclesiástica de Pamplona.

Me ha llamado la atención la carta Pastoral de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Pamplona. La carta en sí misma y la estructura de su contenido. Es decir, un texto firmado por mi admirado monseñor Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y Tudela; monseñor José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián; monseñor Carlos Escribano, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño; y monseñor Julián Ruiz, obispo de Jaca.

Se titula “Luz en el sendero” y versa sobre la Palabra de Dios como luz en el camino de la vida. Según dicen las informaciones oficiales, se publica con motivo de la Cuaresma y la Pascua habitualmente. Les puedo segurar que en años anteriores
se me ha pasado. Cartas en esas fechas recuerdo que tenían mucho gancho las de los obispos del País Vasco, otrora. 

Me parece curiosa cómo está articulada esta carta de larga extensión, algo más de setenta páginas. Una estructura pedagógica que ocupa más de la mitad del texto y que ustedes mismos pueden juzgar por el siguiente índice. Juzgar y leer, por supuesto:

Sagrada Escritura y catequesis: totalmente impregnada por el pensamiento, el espíritu y las actitudes bíblicas y evangélicas; Sagrada Escritura en la iniciación cristiana: conocer al Dios verdadero y a su enviado, Jesucristo; Sagrada Escritura y liturgia: es Jesucristo quien habla cuando se lee en la Iglesia la Sagrada Escritura; Sagrada Escritura y servicio de la caridad: la Buena Nueva del amor de Dios tiende a prolongarse en el amor hacia los hermanos; Sagrada Escritura y misión: el anuncio de la Palabra de Dios; Sagrada Escritura y diálogo ecuménico: instrumento precioso para la unidad ente los cristianos; Sagrada Escritura y Enseñanza Religiosa Escolar: elementos imprescindibles para una auténtica transmisión del mensaje cristiano; Sagrada Escritura y cultura: gran códice para las culturas.

Y más: Sagrada Escritura y Obispos: el Obispo, oyente y custodio de la Palabra de Dios; Sagrada Escritura y ministros ordenados: el sacerdote es ministro de la Palabra de Dios; Sagrada Escritura y candidatos al orden sagrado: aprender a
amar la Palabra de Dios; Sagrada Escritura y vida consagrada: las personas consagradas son exégesis viva de la Palabra de Dios; Sagrada Escritura y fieles laicos: discernir la voluntad de Dios mediante la familiaridad con su Palabra; Sagrada Escritura y familia: la Palabra de Dios está en el origen del matrimonio; Sagrada Escritura y jóvenes: Jesucristo es el secreto de la verdadera libertad y de la alegría profunda del corazón; Sagrada Escritura y ancianos: un bagaje de sabiduría arraigada en la Sagrada Escritura; Sagrada Escritura y misiones populares: hacer viva la Palabra de Dios.

Por cierto, me han dado una idea para escribir un texto sobre Sagrada Escritura y comunicación: la Palabra que ilumina las palabras.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable