Opinión

La hora de los canonistas

El Papa con la Curia romana.
photo_camera El Papa con la Curia romana.

Es cierto que la ironía no funciona en la radio, pero sí en la prensa. Como escribo esta columna cuando aún no ha concluido la cumbre anti-pederastia del Vaticano, espero para posterior inserción el comentario sobre sus conclusiones.

No sé si es cierto lo que se contaba acerca de que cuando un obispo le presentaba al Papa Francisco a algún joven sacerdote estudiante en Roma, y añadía que “estaba haciendo Derecho Canónico”, el Papa Francisco, con su habitual espontaneidad, le solía soltar una chanza.

Pero, tal y como están las cosas, este es el tiempo en la Iglesia para los canonistas, aunque después no se les haga mucho caso.

Recordemos. Comenzamos con la reforma de los procesos de nulidad matrimonial; seguimos con el desarrollo del derecho penal en los casos de “delicta graviora”, incluso en las relaciones entre Derecho Canónico y Derecho civil. Por lo que sabemos, ahora llega la reforma de la Curia Vaticana, su borrador inicial, en manos ya de las Conferencias Episcopales y de determinadas Universidades pontificas.

Luego entraremos en la reforma de las Conferencias Episcopales, de las Curias… en fin, mucho trabajo para los canonistas.

Incluso habría que reflexionar sobre el cambio en los modos de ejercicio de gobierno del Papa Francisco, del ejercicio del primado y sus repercusiones normativas.

Hubo quien decía que este pontificado era pastoral, de pastoralistas, incluso más que de teólogos. Pero la realidad va por otro camino.

Otra cuestión es el enfoque del uso del Derecho Canónico y de la teología, que sí es pastoral.

Al fin y al cabo, siempre nos recordaban que el Derecho, la norma, incluso la equidad canónica, no olvidaba el principio de la “salvación de las almas, que debe ser siempre la ley suprema en la Iglesia”.

Bella expresión y bella realidad.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable