Opinión

Y ahora monseñor Antonio Palenzuela

Antonio Palenzuela
photo_camera Antonio Palenzuela

En el calendario de efemérides de la Iglesia para este año, vayamos a Segovia. Allí se está celebrando el centenario del nacimiento del que fuera su obispo durante 1970 a 1995, monseñor Antonio Palenzuela. Un total de veinticinco años, un período clave para la Iglesia en España.        

De monseñor Palenzuela se ha escrito mucho en estos días: que fue el obispo de “se opuso a Franco”, que implantó una forma de pastoral rural innovadora como servicio a los pobres, que fue clave para la aplicación del Concilio Vaticano II, que se caracterizaba por su austeridad de vida. Aspectos que, es cierto, no hay que negar.

Pero no se nos puede olvidar que don Antonio Palenzuela, debido a su amplísima formación humana y teológica, fue uno de los primeros obispos españoles que dieron un cambio, anticipándose incluso a lo que haría san Juan Pablo II, en la forma de entender y aplicar el Vaticano II en España. Un cambio en la línea de la hermenéutica de la continuidad muy en conexión con el pontificado de Pablo VI.

Sin don Antonio Palenzuela no se puede entender determinado magisterio doctrinal clave en la Conferencia Episcopal, en la que fue presidente de su Comisión para la Doctrina de la fe de 1984 a 1993, entre otros cargos. Su trabajo en la cuestión catequética tampoco hay que olvidarlo.

Por ejemplo, sin monseñor Palenzuela no existiría el cardenal Antonio Cañizares –y una generación de teólogos de esa época-, con quien trabajó muy de cerca y de quien aprendió, acertadamente, a escrutar los signos de los tiempos.

Sin monseñor Palenzuela no tendríamos textos clarificatorios de lo que la Iglesia, cree, enseña y practica, que aún hoy están muy vigentes. Incluso se podría decir que ahora están más vigentes que nunca. Documentos referidos a la persona de Cristo, a la naturaleza de la Iglesia, a determinados sacramentos.

Me han dicho que se ha publicado un libro homenaje a este obispo intelectual, bueno, humilde, que se caracterizó por su fidelidad a la Iglesia. Un fidelidad pensada, sentida, vivida.  “Monseñor Palenzuela, obispo, pensador y teólogo”, creo que se llama el libro.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes