Opinión

Otro obispo anglicano converso

Michael Nazir-Ali.
photo_camera Michael Nazir-Ali.

Otra noticia de Inglaterra que llena el corazón de acciones de gracias al Señor; y que confirma en la Fe a muchos católicos de las Islas y de toda Europa.

Michael Nazir-Ali, de 72 años, casado, con dos hijos, que fue obispo anglicano en Raiwind, Pakistán, y luego obispo anglicano de Rochester durante 15 años, ha dado a conocer en un breve escrito su conversión a la Iglesia Una, Santa, Católica, Apostólica y Romana.

Después de su conversión fue recibido en la plenitud de la fe en la Iglesia Católica el 29 de septiembre, fiesta de su santo, San Miguel, y lo recibió otro antiguo obispo anglicano, Keith Newton que dirige el ordinariato anglocatólico de Nuestra Señora de Walsingham, como Prelado con título de mitra, pectoral y báculo, Al estar casado, pudo ser ordenado sacerdote católico con las dispensas oportunas, pero no Obispo. A ese ordinariato, uno de los erigidos por Benedicto XVI, pertenecen muchos católicos que mantienen elementos de la tradición anglicana.

Nazir-Ali ha sido recibido como miembro laico, en espera de las previstas dispensas para recibir la ordenación sacerdotal

¿Qué ha ocurrido en la mente, en el corazón y en el alma, de Nazir-Ali, y en sus momentos en las de Newton y de Newman?

El Señor se vale de muchos caminos para reafirmar la unicidad y la veracidad de la Iglesia que Él mismo fundó. Una Iglesia que está llamada a ser reflejo inequívoco de la Luz del Mundo que es Él que todas las demás religiones necesitan, y algunas anhelan recibir.

Newman, los obispos y los cristianos anglicanos que han seguido los pasos de su conversión, no han caído en el error que con tanta claridad señaló ya Pio XI, cuando afirmó: “Ciertamente, no pueden obtener la aprobación de los católicos estos intentos basados en la falsa teoría que presupone buenas y loables todas las religiones, dado que todas ellas, aunque de manera distinta, manifiestan y representan ese sentimiento que es inherente a todos y por el cual nos sentimos llevados a Dios y al consiguiente reconocimiento de su dominio. Ahora bien, los seguidores de esta teoría no sólo viven en el engaño y el error, sino que repudian la verdadera religión, depravando su concepto y dirigiéndose lentamente al naturalismo y al ateísmo…”.

Y que después no dejó de recordar claramente el Concilio Vaticano II en la Lumen Gentium, n. 8, reafirmando la verdad que hace patente el error de considerar todas las religiones en plan de igualdad. “Esta es la única Iglesia de Cristo, que en el Símbolo confesamos como una, santa, católica y apostólica, y que nuestro Salvador, después de su resurrección, encomendó a Pedro para que la apacentara (cf. Jn 21,17), confiándole a él y a los demás Apóstoles su difusión y gobierno (cf. Mt 28,18 ss), y la erigió perpetuamente como columna y fundamento de la verdad (cf.1 Tm 3,15). Esta Iglesia, establecida y organizada en este mundo como una sociedad, subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él si bien fuera de su estructura se encuentren muchos elementos de santidad y verdad que, como bienes propios de la Iglesia de Cristo, impelen hacia la unidad católica”.

El obispo Nazir-Ali es, quizá, el converso anglicano más conocido de la iglesia de Inglaterra a la Iglesia Católica en los últimos cien años, después de la conversión de Ronald Knox, comentan en Inglaterra. Y señalan que «Michael es uno de los intelectos más prodigiosos de nuestro tiempo, un heroico apologeta de la fe, un bastión contra el islamismo radical, un agudísimo comentarista cultural, un predicador persuasivo, un apasionado evangelista del más alto calibre, y un brillante poeta y lingüista»,

Y yo añadiría más. Nazir-Ali recuerda que el verdadero ecumenismo es la conversión de todos los cristianos no católicos, a la fe y a la autoridad de la Iglesia Católica, en la que “subsiste” la única Iglesia fundada por Cristo; no el hacer un coro en el que todas las voces tengan la misma importancia. Con voces desentonadas, heréticas, no se construye la Melodía de la Verdad de Cristo; una Melodía que ya está construida, y “subsiste” en la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica, en la que de la mano de Nuestro Señor Jesucristo y de Santa María han ingresado Newman, Newton, Nazir-Ali, Knox y seguirán ingresando tantos anglicanos, para ejemplo de los “católicos” que piensen que “dialogando” con heréticos sin invitarles a la Conversión, se consigue algo que no sea la depravación de la Fe.

                 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable