Opinión

Un planteamiento de los 70

hippies
photo_camera Una pareja de hippies de los años 70.

Años 70... joven y con ideales. Ser un cristiano burgués me parecía hipócrita. En aquel grupo atendíamos a gitanos, enseñábamos a leer... pero despreciábamos a los demás, hablábamos mal de la jerarquía, odiaba al Opus... de qué sirve ir a Misa... rezar es de viejas o de inútiles.

Lo importante era hacer, viajar por la Rumanía y la Yusgoslavia de los paraísos, becados claro. Y pensábamos que lo estábamos haciendo bien, que al fin había llegado la hora de conectar con Cristo y sus amigos. De vez en cuando alguna liturgia hippy

Menos mal, que mi madre rezaba y mi padre me dejaba algunos libros sobre la cama, que yo no leía, pero que acabé por leer. Aquello era pura soberbia, disfrazada de buenos sentimientos. Muy poca cultura religiosa, mucha lujuria, ira. Seréis como dioses a los 17 años (testimonio de un compañero de estudios).

Nada que objetar, fueron otros tiempos, y ganas de "compromiso". Menos mal que Dios tiene una caña muy larga y nos deja tirar del hilo, y recoge poco a poco; y que hay madres que rezan y padres con libros.

¿Y qué hay de los millennials?

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable