Opinión

Nueva historia del cristianismo

Holland, Tom- DOMINIO. Una nueva historia del cristianismo
photo_camera Holland, Tom- DOMINIO. Una nueva historia del cristianismo

Este libro me lo recomendó mi buen colega Antonio José Alcalá y lo hablamos más de dos horas. Gracias Antonio José.

Holland, Tom- DOMINIO. Una nueva historia del cristianismo

Creía saber qué crítica sobre este libro me llevó al huerto, pero no la encuentro. Ahora resulta que estaba confundido. Leí una crítica que me animó vivamente a acercarme a esta obra y me confundió, o yo no la entendí o no la interpreté rectamente, o todo a la vez. Vamos a ver. Adelanto que me alegro de haberme leído sus 540 páginas; más sesenta más o menos de notas. 

El libro es agradable en su lectura, da mucha información, es, con perdón por la generalidad, el libro de un inglés escrito con estilo yanqui. Estos, creo que por su cultura, son más prácticos que un jarrillo de lata y con un cortaúñas hacen una cabaña en el bosque, sin muchos planteamientos ni previos ni posteriores. Algo así sucede en este libro que se subtitula: Una nueva historia del cristianismo, este subtítulo asociado a la crítica fueron, sin duda, los que me indujeron a su compra y lectura. Leía no muchas páginas del libro cuando ya comprendí qué me esperaba: la obra es un recorrido, ¡no podría ser de otro modo!, muy genérico sobre la influencia del cristianismo en el mundo a lo largo de la historia… Incluye retazos de vidas de personas que han sido muy importantes, para él, en el desarrollo del cristianismo y de la influencia de este en la cultura de lo que hoy llamamos occidente y cómo los cristianos, con sus muchos defectos, con sus vilezas, con sus contradicciones personales y sus pecados van siguiendo un camino tortuoso por donde buscan a un Dios que es Padre y que sabe por dónde va la aguja de  marear. Muchos de los planteamientos musulmanes, ateos, agnósticos… arrancan de distintos momentos e ideas del cristianismo que Holland filia.

Sin duda hay procesos que el autor narra espectacularmente. Vidas de personas que, para bien o mal, quisieron acabar con la Iglesia, o con el cristianismo, o reforzarlos y elevarlos y potenciarlos… Tengo la sensación de que el autor me lleva zamarreado de un hecho a otro, de un suceso a otro, de un personaje a otro… Los capítulos y los epígrafes que incluye en ellos le sirven para cambiar de momento histórico, de proceso o hechos. No espere el lector explicaciones detalladas de continuo. A veces pienso que cuando simplificamos, y lo hacemos todos, no damos la verdadera dimensión de la realidad que pretendemos comunicar, casi falseamos incluso esa misma realidad. Algo así me parece que sucede en la obra de Holland en algunos pasajes.

Su gran virtud es su capacidad de síntesis y progreso en el proceso histórico. Sin duda hay historias del cristianismo más detalladas, más digamos, históricas y no tan ensayísticas, pues, insisto, el autor se permite licencias que un historiador serio no podría aprobar, por ejemplo no hablar de Trento… Cierto que despacha vidas de personas clave en el avance, retroceso o frenado del cristianismo en pocos párrafos, o ni eso, pero que suscitan mucha curiosidad con las pinceladas que aporta e invitan a profundizar en esas vidas de esos pensadores, religiosos, reyes, papas… Me ha abierto un mundo, por ejemplo, en la relación de los jesuitas con la astronomía y las vivencias y experiencias de estos, sus conocimientos, en China y sus relaciones científicas de primer nivel: nunca antes leí u oí hablar de ello. Podría reseñar otros muchos sucesos, perdone el lector que insista, o vidas ni esbozas casi de personajes de quienes oí hablar, mas no reparé en ellos y que ahora me producen una enorme curiosidad.

La visión que transmite de estas décadas pasadas del siglo XXI me parece sugerente… Creo que quizá esa sea la palabra: es un libro de sugerencias que mueve a aprender más, profundizar más… Remueve la studiositas, que no la curiositas. Si a usted le agrada el tema y el este tipo de tratamiento formal... aquí tiene un libro para este año 21.

[email protected]

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?