Opinión

Mondadori y su conversión  

Arnoldo Mondadori.
photo_camera Arnoldo Mondadori.

Ya ha fallecido. Era uno de los editores más prestigiosos y adinerados de Italia. Durante unas Navidades en las que se encontraba solo analizó su vida: he fracasado en dos matrimonios, tengo tres hijos de dos madres distintas que no veo a penas, mi empresa no está pasando un buen momento.

Sí ya sé que tengo muchos "amigos", pero por lo que conozco, cuando te van mal las cosas, lo he visto en muchos compañeros en situaciones similares, los que parecían amigos desaparecen a una velocidad de vértigo. ¿Cómo he llegado a una vida aparentemente exitosa, pero tan vacía?

Dios tocó su corazón. Se tomó los evangelios como el manual de su vida, acudió a los sacramentos y a la guía de un sacerdote paciente.

Pudo recuperar el tiempo perdido. Con Vittorio Messori escribió su conversión, un éxito editorial.

Siguen resonando las palabras tomadas de Jesús, que un clérigo de Loyola, cojo y bajito, San Ignacio de Loyola, le sugirió a un navarro que triunfaba en estudios y romances en París, San Francisco Javier: ¿de qué te sirve ganar el mundo, si pierdes tu alma?

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?