Opinión

Luz y tinieblas

Jesús nos dijo que fuésemos hijos de la luz. Hoy, como siempre pero con especial urgencia, necesitamos personas comprometidas que den luz; que es claridad, paz, sentido. Por la mañana tuvimos una pequeña convivencia, con café incluido,y dos ponencias participativas; derecho a la vida, con José Luis Requero, magistrado de la Audiencia nacional , y panorama actual de la sociedad del conocimiento con Alejandro Llano.

No hay un príncipe de las tinieblas, satanás es muy listo y muy viejo, pero a fin de cuentas criatura; y en última instancia las tinieblas son ausencia de luz, no tienen entidad propia. De todos modos, cada día, cada minuto estamos librando una batalla decisiva, con la seguridad de ganar, pero que hay que batallar.

Me quedo, por hoy, con dos ideas: la sabiduría, la búsqueda de la verdad (el término verdad no aparece ni una sola vez en las leyes de bolonia como misión de la Universidad) no es sembrar y recoger (pragmatismo, bambalinas de eficacia inmediata) sino remover la tierra, airear, quitar la maleza, abonar.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?