Opinión

La puerta estrecha

El Papa Francisco, besando una imagen del Niño Jesús.
photo_camera El Papa Francisco, besando una imagen del Niño Jesús.

Señor, ¿serán pocos los que se salvan? La pregunta sobre temas de religión, muchas veces suele ser así: no compromete, intenta conocer, es genérica, satisface una curiosidad: existe el infierno ?, hay muchos en él?, y cómo será la vida hasta la resurrección de los cuerpos? si el Papa se equivoca sobre la meteorología es que no es infalible?

Jesús, el Señor, rápidamente convierte las cuestiones en algo personal: esforzaos en entrar por la puerta estrecha; muchos lo intentarán y no podrán. Nadie está justificado por sus obras, por sentirse justo cumpliendo preceptos. Jesús es la puerta. Hay que esforzarse para entrar en el Reino de los cielos, no es cómodo, hay que luchar contra nuestras pasiones malas, la carne, la riqueza, las envidias, la soberbia, la avaricia, la pereza siempre; luchar para vencer los engaños del corazón que prefieren otras puertas.

Ayer comentaba esto con una de mis hermanas, y me dijo: es verdad, da miedo, además Dios nos ha dado todo, nunca nos faltó nada. Pero con una gran sencillez, me dijo también que el Señor sabrá cómo nos salva.

No parece un evangelio cómodo, es exigente pero al tiempo confío, confiamos en tu misericordia y amor, Jesús.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo