Imprimir

Mario Iceta: “La gente debe conocer cómo son los obispos”

Religión Confidencial | 20 de noviembre de 2020

Mons. Mario Iceta junto a José Francisco Serrano y Nicolás Álvarez de las Asturias durante la presentación del libro.
Mons. Mario Iceta junto a José Francisco Serrano y Nicolás Álvarez de las Asturias durante la presentación del libro.

La Asociación de la Prensa de Madrid acogió ayer la presentación del libro-entrevista "Servidor de Todos", (Palabra) una conversación entre el periodista y doctor en Ciencias de la Información, José Francisco Serrano y Mons. Mario Iceta, arzobispo electo de Burgos, que dejará la diócesis de Bilbao en los próximos días.  

Durante el transcurso de la presentación, Iceta confesó que una de las razones por las que accedió a este libro-entrevista es para que la gente conozca que los obispos "son de carne y hueso. Es necesario que la gente conozca a sus obispos. Muchas veces somos unos desconocidos. Y la gente necesita saber, no solo lo que decimos sino también lo que testimoniamos. Este es un libro abierto a todos, que lo pueda leer cualquier persona y para que se conozca algunas cuestiones que la Iglesia plantea", afirmó.  

El valor de la conversación 

El arzobispo de Burgos se sometió a algunas preguntas del autor del libro y colaborador de Religión Confidencial José Francisco Serrano, quien había presentado al obispo como una persona que "hace fácil el trabajo de los periodistas". A lo que Iceta le respondió: "Qué importante es el buen periodismo".

Serrano, por su parte, explicó la esencia de este libro, es decir, "el valor de la conversación. Los sábados por la mañana en Bilbao, hablando con el obispo Iceta, han sido como retiros espirituales. Es necesario conocer el tejido humano de los obispos para recuperar la perspectiva de la Iglesia", afirmó.  

Llamada del Nuncio

La primera pregunta de Serrano, una cuestión que no está recogida en el libro, fue conocer de qué manera le comunicó el Nuncio Apostólico en España, Bernardito Cleopas Auza que iba a dejar la diócesis de Bilbao para trasladarse a Burgos.

"Pues como se hacen la cosas en la Iglesia. El nuncio me llamó y me dijo: Excelencia, tengo una gran alegría que darle. El Papa le ha nombrado arzobispo de Burgos. ¿Acepta? Pues si el Papa piensa en ti para este cargo, debo aceptarlo. A lo que Bernardito respondió: ¡Soy un nuncio feliz! En 15 días lo comunicaremos. Así, sin más y en 90 segundos", relató Mons. Mario Iceta. 

Sobre su paso por la diócesis de Bilbao, que fue la segunda pregunta de Serrano, afirmó que ha sido "muy feliz en Bilbao", aunque no ha estado "exento de dificultades". Y entre las tareas que deja pendientes están las de atender a tantas personas en medio de una crisis económica, sanitaria y social provocada por el Covid. 

Iceta también explicó las dos cosas que hace por la mañana y por la noche: "Antes de que me vea nadie, por las mañanas, lo primero que hago es rezar. Y por la noche, me dejo media horita para leer cosas interesantes". 

El Magisterio de la Iglesia en doctrina social 

Ls tercera pregunta fue acerca de la última encíclica del Papa Francisco, "Fratelli tutti". El próximo arzobispo de Burgos comentó que Francisco viene a recoger lo que han dicho sus predecesores sobre la doctrina social de la Iglesia con un "lenguaje más práctico" y que "deja mucha materia para reflexionar". 

"Creo que necesitamos un equipo de personas que trabajen en recoger lo que que ha dicho el Magisterio de la Iglesia en los últimos 20 años en temas de doctrina social", puntualizó. 

Como no podía ser de otra manera, Serrano también le preguntó sobre los cuidados paliativos y la eutanasia, teniendo en cuenta que la tesis doctoral de Iceta, médico de profesión, versó sobre este asunto, un obispo que ha estado al frente del documento de la Conferencia Episcopal "Sembradores de esperanza" sobre el final de la vida. 

Eutanasia y vida eterna 

El próximo arzobispo de Burgos advirtió de uno de los dramas actuales como es "la tremenda soledad" en la que viven muchas personas y que "debemos dedicar tiempo de calidad a las personas". 

"El enfermo terminal sigue siendo parte de la vida de las familias. Cuando uno percibe que no es querido, que no es necesitado, o se le hace ver que su presencia es incómoda, es demoledor. Creo que es importante que cada uno encuentre el sentido a ese momento último de la vida. Tenemos que hablar más de la vida eterna. Me encanta el escritor José Saramago pero de la muerte dice que en ella seré disuelto. No vamos hacia una nada, vamos hacia una plenitud. ", fueron algunas píldoras que dejó Iceta. 

Por último, el obispo de Gernika respondió a la última pregunta de Serrano, sobre los ámbitos prioritarios de la sociedad en la que la presencia de los cristianos es más necesaria. El arzobispo afirmó que la sociedad "está necesitada de esperanza", que todos debemos estar más cerca de las personas vulnerables y que también necesitamos "una sociedad de la sabiduría". 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://religion.elconfidencialdigital.com/articulo/conferencia_episcopal/mario-iceta/20201119235735040454.html


© 2020 Religión Confidencial

Copyright © 2018 Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Religión Confidencial. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid T 91 445 96 97