En el Vaticano ya trabajan 1.165 mujeres. El Papa: "Donde ponemos mujeres, inmediatamente la cosa cambia, sigue adelante"

Audiencia del Papa a las integrantes de la revista "Donne -Chiesa-Mondo".
Audiencia del Papa a las integrantes de la revista "Donne -Chiesa-Mondo".

Todavía escucho voces de amigos y conocidos, y no precisamente hostiles contra la Iglesia Católica, que no comprenden por qué la Iglesia es tan machista. Y lo comentan fundamentalmente, por el veto a que la mujer no pueda ser sacerdote. No pretendo hacer hoy un análisis teológico sobre el sacerdocio femenino, porque verdaderamente quién así piensa, ha entendido poco el mensaje de Cristo, el fundador de la Iglesia Católica. 

Sin embargo, cierto es que la Iglesia Católica está dando pasos agigantados en poner a la mujer en el lugar que le corresponde: a imagen y semejanza de Dios, porque Dios los creó a la vez, hombre y mujer los creó. No uno después del otro. 

No quiero olvidarme de tantas religiosas (y religiosos) de siglos pasados que han trabajado incansablemente por la educación, dignidad y el progreso de la mujer. Otras veces, como toda institución, quizás también acorde con épocas pasadas, han relegado a la mujer de la condición que se merece.

Pero Juan Pablo II, con su carta a las mujeres en 1995, puso un punto de inflexión en el papel relevante de la mujer, cuando dio las gracias a todas las mujeres, al genio femenino: "Te doy gracias, mujer, ¡por el hecho mismo de ser mujer! Con la intuición propia de tu femineidad enriqueces la comprensión del mundo y contribuyes a la plena verdad de las relaciones humanas", decía el Papa santo. 

Ahora, Francisco, está materializando esta realidad, y en sus diez años de pontificado, el número de mujeres que trabajan en el Vaticano ha aumentado significativamente hasta alcanzar las 1.165. Nunca antes había sido tan alto el número de empleadas y su incidencia en el total del personal, según una encuesta realizada por Vatican News con las autoridades vaticanas competentes. El número de mujeres en puestos directivos también ha aumentado durante el pontificado de Francisco, dice Vatican News. 

"La mujer tiene la capacidad de tener juntos tres lenguajes: el de la mente, el del corazón y el de las manos. Y piensa lo que siente, siente lo que piensa y hace, hace lo que siente y piensa. No digo que todas las mujeres lo hagan, pero tienen esa capacidad, la tienen. Eso es estupendo", ha señalado Francisco. 

Porque para el Santo Padre 'las mujeres tienen una capacidad de gestión y de pensamiento totalmente diferente a la nuestra y también, yo diría, superior a la nuestra, de otra manera. Lo vemos también en el Vaticano: donde ponemos mujeres, inmediatamente la cosa cambia, sigue adelante. Lo vemos en la vida cotidiana, muchas veces lo vi cuando pasaba en el autobús, haciendo cola para visitar a sus hijos en la cárcel y las mujeres allí: la mujer que nunca deja a su hijo, ¡nunca!". 

Alivia leer noticias de este tipo un día después del 8M, después de tanta manifestación ideologizada. 

Zenón de Elea. 

 

Video del día

Al menos 16 muertos en el incendio de
un centro comercial en China
Comentarios