Zoom

El Vaticano advierte a los obispos alemanes: su camino sinodal no es válido

Cardenal Reinhard Marx.
photo_cameraCardenal Reinhard Marx.

La Santa Sede tiene reservas sobre el camino sinodal que ha emprendido la Iglesia católica alemana. Repasemos un poco la cronología de los hechos.

Lo obispos alemanes están preparando un proceso sinodal para tomar medidas ante el alarmante descenso de las personas que abandonan la fe católica en Alemania y los estragos que ha causado el escándalo de los abusos sexuales  en el país.  

Lo obispos, junto a una asociación nacional de laicos, pretenden reflexionar y aclarar sus posiciones sobre asuntos de poder, moral sexual de la iglesia y la forma de vida del sacerdote.

Ante este camino emprendido, el pasado 29 de junio, el Papa Francisco mostró su apoyo a los católicos alemanes, enviándoles una carta exhortándoles a caminar juntos, en comunión con la Iglesia universal. 

Algunos obispos alemanes como el prelado de Passau, Stefan Oster, ha invitado a todos los alemanes a leer esta carta y no olvida que este proceso en Alemania necesita una "conversión pastoral". 

Otro obispo alemán, el cardenal y arzobispo de Colonia Rainer Maria Woelki, teme que el Sínodo en Alemania divida a la Iglesia en su país y se separe del resto.  

Los obispos alemanes redactaron un primer borrador de los estatutos de la asamblea sinodal alemana con algunos puntos que no gustaron al Vaticano. Así, el pasado 4 de septiembre, el cardenal Marc Ouellet, presidente de la Congregación para los Obispos del Vaticano, dirigió una carta al presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Reinhard Marx, en la que le advirtió que los estatutos para la Asamblea sinodal deben ajustarse a las directrices emitidas por el Papa Francisco de su carta de junio, sin pretender cambiar la enseñanza o disciplina universal de la Iglesia.

Pues bien. Tras esta última carta de Ouellet, los obispos alemanes no se han quedado callados, han plantado cara al Vaticano, y proseguirán con su sínodo. Un grupo de 20 obispos junto a la organización de laicos católicos de Alemania aseguran que seguirán adelante con el camino sinodal emprendido (previsto para la primavera de 2020).

Otro punto controvertido: el plan de los obispos alemanes para su sínodo confiere a los miembros del mismo la capacidad de formular nuevas normas para la Iglesia en Alemania. Esto, según la carta del Vaticano, no es aceptable.

La carta del Vaticano también dijo que la composición propuesta de la Asamblea sinodal "no es eclesiológicamente válida". La "forma sinodal" es discutir los temas del poder de la Iglesia, la moral sexual, la forma de vida sacerdotal y el papel de la mujer. 

Por su parte, el Presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legales, Filippo Iannone, ha planteado dudas respecto al derecho canónico: por ejemplo, la relevancia de la  Asociación Nacional de laicos en las votaciones, asociación por cierto que ha cuestionado el celibato sacerdotal y ha planteado la ordenación de las mujeres. 

No obstante, la Conferencia Episcopal alemana ha anunciado que el cardenal Marx mantendrá un reunión la próxima semana en Roma "en las que se deben disipar cualquier malentendido". 

Esperemos que esta reunión de sus frutos en pro de que no se rompa la comunión de la Iglesia alemana. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?