Zoom

La valentía de la diócesis de Getafe contra la imposición ideológica

Monseñor Ginés García Beltrán, obispo de Getafe.
photo_camera Monseñor Ginés García Beltrán, obispo de Getafe.

A estas alturas, me imagino que todos los lectores de Religión Confidencial están al tanto de la última imposición ideológica de los socialistas. Esta vez, dicha afrenta (y hablo de imposición por el poco respeto a la libertad de la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández) ha consistido en unas guías presentadas como material de educación afectivo-sexual para menores de edad -niños y adolescentes-, que forman parte del proyecto Rebeldes de género. 

Últimas noticias


Pues bien, dicho proyecto anima a los niños a "apagar la tele y encender el clítoris", "descubrir el sexo a lo grande" y "vivirlo sin límites". Y luego muchos se escandalizan cuando los de Vox piden el PIN PARENTAL. 

Vamos a ver. En primer lugar, nadie tiene derecho a usurpar a los padres la educación afectivo-.sexual, que entra dentro de las propias convicciones personales, puesto que son ellos los que tiene la potestad de educar a sus hijos en la dirección que ellos crean adecuada. Ni Podemos, ni el PSOE ni la Iglesia Católica o los budistas, tienen el derecho a imponer una forma de pensar. Son los padres los que guiarán a sus hijos en esta materia conforme a sus planteamientos. 

Lo lamentable de estas "geniales guías" para animar a los niños y adolescentes (desde 6 de primaria) a mantener "relaciones sexuales satisfactorias e igualitarias" es que tienen la poca tolerancia y el poco respeto de arremeter contra quienes no piensan como ellos. La teoría del péndulo. Hace años imponía la Iglesia, después vino Franco y ahora, desde hace unos cuantos años, la izquierda ideológica. 

Ante esta intromisión y teniendo en cuenta que estas guías hasta se meten con la Virgen María, el obispado de Getafe ha salido al paso con un comunicado (valiente y profundo por otra parte) para ejercer su derecho a la libertad religiosa y para defender las creencias católicas. 

Porque como dice el comunicado son "conscientes de nuestra obligación como Pastores del Pueblo de Dios, y convencidos de que los católicos no debemos quedarnos al margen en la construcción de un mundo según el proyecto de Dios". 

Así, entre otras cuestiones, expresan su malestar de que el proyecto Rebeldes de género, ya difundido en otros municipios y comunidades autónomas de España, "es una expresión de la más radical perspectiva de género que, entre otras cosas, niega la verdad biológica del ser humano, culpa a la Iglesia -según su terminología- de “la violencia del patriarcado contra las mujeres”, y hiere los sentimientos religiosos".

Además "ridiculiza ofensivamente a la Virgen María propuesta como modelo burlesco de “mujer abnegada”. Con esos presupuestos es imposible ofrecer una educación afectiva y sexual que apueste por la igual dignidad de las personas en la distinción real entre el varón y la mujer.

El obispado de Getafe pide en consecuencia, que "se eliminen de estas guías los aspectos dañinos y ofensivos, y se incorporen planteamientos más amplios y plurales que despojen al texto del sesgo ideológico que lo empapa, al tiempo que animamos a padres y docentes a que no se dejen arrebatar la libertad de educar en la verdad del amor y de la dignidad humana". 

Desde aquí agradezco a la diócesis de Getafe estas valientes declaraciones contra tamaña intromisión contra LA LIBERTAD de PENSAMIENTO Y EDUCACIÓN y contra la imposición ideológica. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable