Zoom

Sobre la censura de Twitter y Facebook a un cura español y a un cardenal mexicano

Juan Manuel Gongora.
photo_camera Juan Manuel Gongora.

En las redes sociales, unos y otros pedimos que se nos respete nuestra libertad de expresión pero también, nuestra libertad comienza donde termina la de nuestro prójimo. 

Dicho lo cual, habría que analizar si los comentarios de dos sacerdotes (uno un cura de pueblo y otro un cardenal mexicano) son demasiado incendiarios para Twitter o Facebook por no ser del agrado de los más radicales de la izquierda y habría que pensar si ciertamente, estas redes sociales se dedican a vigilar más a aquellos que no comulgan con lo políticamente correcto ni con las ideologías del momento, que a otros que arremeten con todo lo que huela a católico. 

Hace una semana Twitter bloqueó la cuenta del sacerdote Juan Manuel Góngora, párroco del municipio español de Oria. Al parecer, el motivo de la censura de Twitter comenzó cuando el Pater respondió una publicación con el tradicional refrán español “cuando seas padre, comerás huevos”. 

El caso es que el bloqueo de Twitter provocó que el hashtag #PaterCensurado se hiciera viral consiguiendo ser trending topic. Tras una semana de censura, Twitter ha reactivado su cuenta. 

Lo cierto es que el P. Gongora no se calla y dice lo que piensa en las redes. Sobe todo de política. Aunque también de religión. Incluso se ha atrevido a comparar su situación de bloqueo en Twitter con lo que le ocurrió a Juan el Bautista, que fue decapitado por no callar el adulterio de Herodías con Herodes. Supongo que algunos le tenían ganas al P. Góngora aplaudido por políticos de Vox. 

El P. Gongora declara a Aciprensa: “El domingo por la tarde, una vez que se me desbloqueó la cuenta, después de realizar las pesquisas necesarias, descubrí una serie de cuentas con signo anticatólico que se dedican a hacer denuncias masivas. A causa de esta denuncia pública, el domingo 10 de enero Twitter le notificó “que se suspendía la cuenta sine díe (sin plazo definido), con lo cual a lo único que tenía derecho era a un escrito de apelación a través de una página web de Twitter y que esperase pacientemente a que se resolviese el asunto”.

Para el P. Gongora estas cuentas de signo anticatólico pretenden "expulsar a los católicos de la vida pública”. Habrá que seguirle la pista. 

Otra de las censuras más comentadas estos días en los medios: la de Facebook a un comentario de un video del cardenal Juan Sandoval Iñiguez de Guadalajara. Facebook dijo que difundía información falsa sobre COVID-19.

La verdad es que este cardenal dice cosas que muchos piensan y que también circulan en las redes sociales, pero personalmente, no sé si es acertado que un cardenal lance estas acusaciones sin al menos, verificarlos. Otra cosa es la censura de Facebook, que habría que reflexionar si esta en lo cierto o no. 

El cardenal no se queda corto y entre otras cuestiones, afirma: "El Covid-19 no se va a acabar, ni en un mes ni en dos: va para largo lo que quieran estos señores”, (refiriéndose al nuevo orden mundial sin Cristo"). El cardenal menciona en este Nuevo Orden Mundial al fundador de Microsoft y filántropo de la salud, Bill Gates, y alega que un laboratorio estadounidense tenía preparada una cepa de otro virus. 

“O sea, un solo gobierno mundial, con un solo ejército, con una sola moneda, con una sola economía, y también con una sola religión, que no será la cristiana, ciertamente. Será la religión del hombre, de la humanidad, de la fraternidad universal”. 

Como explica Vida Nueva, el cardenal mexicano afirma que las pandemias son una manera efectiva de avanzar hacia ese nuevo orden mundial, pues debilitan a las naciones, las empobrecen y acaban con la educación, “escuelas cerradas y educación a distancia, con periodos larguísimos de vacaciones”, impiden también la práctica religiosa y las reuniones en grupo. Parte de la estrategia  es causar miedo”.

"Las pandemias –dice– también le permitirían a quienes están orquestando el nuevo orden mundial, reducir la población: “porque dicen que somos muchos, que la tierra no puede sustentar a siete mil y pico millones de personas, y entonces tienen que eliminar a unos cinco mil o seis mil millones para que queden nada más ellos”. 

Y concluye: "El estar encerrados en casa está en Isaías, capítulo 20; el chip que pretenden poner en la vacuna para tenerte controlado, es la marca de la Bestia que dice el Apocalipsis, capítulo 13. Además, nuestro señor Jesucristo habló de una gran tribulación, de un tiempo difícil. Y se pregunta, ‘¿cuándo venga el Hijo del Hombre encontrará fe sobre la tierra?’ Sin embargo, dice el Señor, pero aquellos días se acortarán en razón de los elegidos, para que los elegidos no se pierdan”.

“Queridos hermanos, nos quieren tener encerrados, amedrentados, paralizados, para fácilmente gobernarnos y hacer de toda la tierra un inmenso rebaño, donde pocos pastores, desde puestos muy altos, muy escondidos, muy seguros, nos estén dictando lo que tenemos que hacer y cómo vivir, pero hay alguien arriba de ellos más poderoso: nuestro Señor Jesucristo”.

Ya les digo: no sé si este cardenal se ha pasado de frenada; lo cierto es que hay muchas, pero muchas personas que piensan igual....

Les dejo el vídeo del cardenal Juan Sandoval Iñiguez

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?