Zoom

El sorprendente apoyo del cardenal Scola a la Universidad San Dámaso

Cardenal Angelo Scola.
photo_cameraCardenal Angelo Scola.

La editorial Encuentro acaba de publicar esta semana la autobiografía del cardenal Angelo Scola, arzobispo emérito de Milán y Rector emérito de la Universidad Lateranense. Un texto clave para entender el presente y el pasado inmediato de la Iglesia.

En sus memorias dialogadas con el periodista Luigi Geninazzi, el cardenal Scola hace una particular defensa de la Universidad Eclesiástica San Dámaso. Preguntado por si existen iniciativas en las que se combine la amistad, la afinidad intelectual y la fe como juicio de comunión, en el ámbito de la teología, el cardenal Scola contesta:

“En el mundo de la teología existen, sin duda, personalidades notables, pero en lo que yo conozco, es más difícil encontrar ejemplos de una unidad semejante, aunque no falten aquí y allí experiencias que a mí me parecen interesantes. Pienso en la Universidad de San Dámaso en Madrid, querida por el cardenal Rouco Varela, en el IET, el Institut d´Études Théologiques de Bruselas, nacido gracias a la iniciativa del padre Chapelle, o en la École Cathédrale y el Collège des Bernardins en París, fundados por el cardenal Lustiger, todas ellas realidades que quieren ir más allá del nivel puramente académico”.

En sus memorias, el cardenal Scola recuerda los momentos fundacionales de la Revista Communio y la posibilidad de entablar amistad con, entonces, jóvenes profesores como “Schönborn, Ouellet, Medina Léonard, Rouco Varela, que han representado un signo de cambio en la Iglesia, que además ha llegado a ser visible también en ámbito oficial a través de su nombramiento como obispo, llamados por Juan Pablo II a desempeñar tareas y responsabilidades relevantes”.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?