Zoom

Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes: un obispo africano que no tiene miedo a lo políticamente incorrecto  

Obispo Nkea
photo_cameraObispo Nkea

El pasado 23 de octubre se presentó el borrador del documento final, de momento reservado para los 252 padres sinodales presentes. El sábado 27 de octubre, se dedicará a las últimas intervenciones, la lectura del documento y su votación punto por punto.

La sala de prensa del Vaticano ha emitido diariamente un resumen del Sínodo.  Me han llamado poderosamente la atención los mensajes que ha lanzado monseñor Andrew Nkea Fuanya, obispo de Mamfe (Camerún). Al hablar, emplea un tono cálido, como buen africano, pero muy claro, sin medias tintas, alejado de lo políticamente correcto.

En mi opinión es lo que la Iglesia necesita y lo que el mundo está demandando: hablar con total claridad y transparencia, siempre con amor y con respeto a los que no piensan igual, escuchando pero “sin diluir la verdad” como ha dicho este obispo africano en una entrevista concedida a Catholic Regisiter: “Diluir la verdad no funciona bien en África. Si hablamos con un lenguaje ambiguo, los jóvenes se confunden y se desvían”.

En esta entrevista señala que no votará ningún punto del documento final que contengan las siglas cargadas del lobby homosexual. “LGBT”. Y es lo que mucha gente está esperando, la misma gente que respeta la dignidad del ser humano, que respeta a los homosexuales, pero que no quiere ser colonizada por esta ideología.

Asimismo, el obispo Fuanya ha manifestado su temor de que algunos obispos, especialmente los de Occidente, “sean tan sensibles a la opinión pública que quizás se posicionen de manera más fluida para ser aplaudidos por los medios de comunicación”.  

No tienen desperdicios sus palabras. En la rueda de prensa en el Vaticano ha lanzado otros mensajes, como digo, políticamente incorrectos, pero muy claritos.

Tomen nota de algunos de ellos: “En África, la Iglesia es la única voz capaz de oponerse a ciertas ideologías. Por esta razón, debemos tener cuidado con el lenguaje que usamos. Por ejemplo, hay programas que requieren políticas pro-aborto para recibir ayuda. No podemos aceptarlo”.

“Para nosotros los africanos, es importante vivir la dimensión de la comunidad en la Iglesia, para combatir el individualismo. En África la comunidad sigue siendo muy valorada, y lo vemos en la gran participación en la Misa”.

“Para mí es importante no diluir la verdad, volver siempre a Cristo, y hablar claramente a los jóvenes especialmente sobre temas delicados. Esto es algo muy importante para mí”.

“Es importante experimentar la universalidad de la Iglesia. En el Sínodo de los jóvenes, a pesar de confrontar diferentes puntos de vista, buscamos las mismas soluciones. De mi experiencia en Camerún puedo decir que nuestra fuerza reside en la familia y en nuestros valores cristianos”.

Quizás el próximo Papa sea un africano.  

Zenón de Elea.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes