Zoom

Comienzan las multas por rezar en la calle... y sin acosar a mujeres que van a abortar

Rezar no es delito.
photo_camera Rezar no es delito.

La Ley Orgánica 4/2022, de 12 de abril para penalizar el acoso a las mujeres que acuden a clínicas para la interrupción voluntaria del embarazo identifica como acoso los actos molestos, ofensivos, intimidatorios o coactivos que menoscaben su libertad.

¿Rezar en la calle, a una distancia prudencial de la clínica abortiva, es un acto molesto, ofensivo o intimidatorio? Pues al parecer sí. Y ya se están produciendo las primeras multas desde que entró en vigor la ley.

A raíz de que se aprobará la normativa, nació un nuevo grupo provida denominado "Rezar no es delito". Este grupo de jóvenes, Lo que hacen, fundamentalmente, es rezar el rosario por la calle, andando. No es una manifestación aunque aparentemente lo parezca. Se unen un grupo de jóvenes para rezar con una cruz y un estandarte de la Virgen. 

María, la portavoz de este grupo, ha relatado en las redes los hechos. El pasado 14 de junio se unieron un grupo de 20 jóvenes para rezar el rosario desde la plaza de Cuzco en Madrid hasta la clínica Dator. “No es una manifestación ni una protesta política, es un ejercicio del derecho de la libertad religiosa”, dice la portavoz.

Las veces que han salido a la calle a rezar en grupo, han sido replicadas por feministas radicales contra ellas. En esta ocasión, no les esperaba ninguna feminista radical ni entraron mujeres a la clínica abortista. Sin embargo, les esperaban bastantes furgones de policía. Eso sí que parecía intimidatorio. Pero lejos de agobiarles, los agentes les dijeron que no se preocuparan.

Sin embargo, unas semanas después, a María le llega una carta certificada de la Delegación del Gobierno por la cual se le sancionaba a pagar 600 euros de multa. El motivo no fue por acosar a mujeres, sino por convocar supuestamente una manifestación ilegal. Van a recurrir, porque la concentración se produjo de acuerdo con la ley y a los plazos establecidos.

A otro chico también le han multado con 600 euros. Por lo tanto, al movimiento “Rezar no es delito” les han multado ya con 1.200 euros.

“Lo que hacemos está bien, da frutos y esto no nos puede parar y lo tenemos que interiorizar”, dice María. Y han vuelto a convocar a otro rosario el próximo 17 de septiembre en Cuzco a las 11.30 horas.

Así están las cosas. Se puede entender el acoso y la intimidación. También prohibir rezar en la calle, aunque sea a metros de distancia de las clínicas abortivas, también es una forma de intimidación y acoso. 

La suerte y las leyes están echadas. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable