Zoom

Penas de cárcel a los provida por ¿rezar delante de las clínicas abortivas?

Ambulancia Vida.
photo_camera Ambulancia Vida.

Recientemente, se ha hecho viral el testimonio del influencer español Naim Darrechi, que cuenta con más de 26 millones de seguidores en la red social TikTok y que ha dejado boquiabierto a a medio mundo al rechazar abiertamente el aborto, asegurando que se trata de arrebatar una vida. 

Cuidado Naim con decir lo que piensas, porque un día de estos te pueden meter a la cárcel.

Al menos, es lo que pretende el Grupo Socialista en el Congreso con la Proposición de Ley Orgánica que ha presentado por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, para penalizar el acoso en las mujeres que acuden a clínicas para la interrupción voluntaria del embarazo.

Vamos a ver señores. Yo puedo entender que las mujeres que quieran desprenderse de su hijo (quizás ellas lo desconocen, o se tapan los ojos) se sientan acosadas por los providas a la entrada de las clínicas, aunque me aventuraría a asegurar que hace muchísimos años que no acosan. Más bien, quieren informar de otras alternativas a las que la mujer tiene derecho a conocer.  

Según esta proposición de Ley, un informe elaborado en 2018 por la Asociación de Clínicas Acreditadas para la interrupción del embarazo (ACAI) con entrevistas a 300 mujeres que acudieron a abortar a varias clínicas de toda España mostraba que un 89% de las mujeres que acudieron a abortar se habían sentido acosadas y un 66% amenazadas. «Miles de mujeres, se han visto increpadas, insultadas, coaccionadas o amenazadas de algún modo», explica ACAI en su informe.

NO ME LO CREO. Deberán demostrarlo con fotos y vídeos. Y si es así, me retractaré y pediré disculpas. 

Según Ambulancia Vida, las penas (de 1 a 3 años) también se extenderían para quien “promueva” o “favorezca” las concentraciones en las proximidades de centros abortistas. Además, basta con mostrarles el ‘bebé Aído’ para que también lo consideren acoso. 

En un reportaje de la Sexta, la portavoz de la patronal abortista, Sonia Lamas, se refería así a dicha Ambulancia:

Aparece un vehículo ecográfico, les invitan a subir, les ponen la ecografía, les pone el latido, les ponen la imagen y además, les invitan a desayunar”

"¿¡Esto es lo que los abortistas consideran acoso!?, ¿mostrar la ecografía es acoso o consentimiento informado?", se pregunta Ambulancia Vida. 

En cualquier caso, yo casi les aconsejo a estos Provida que sigan el ejemplo de "40 días por la Vida": rezar por esas mujeres. Nadie puede impedir que un grupo de jóvenes recen a unos metros de distancia de las clínicas abortistas. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes