Zoom

El nuevo libro de la Madre Verónica, fundadora de Iesu Communio

Verónica Berzosa, fundadora de Iesu Communio.
photo_cameraVerónica Berzosa, fundadora de Iesu Communio.

Las reflexiones de la Madre Verónica Berzosa, fundadora y superiora de la Congregación de religiosas  de Iesu Communio, se han recopilado en un libro que se acaba de editar titulado: "Tu sed, mi Sed". 

En este libro se recogen las conferencias que Madre Verónica ha pronunciado en los últimos años como respuesta a diferentes peticiones.

El Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los obispos, es el autor del prólogo: 

"Estos mensajes han nacido de una profunda contemplación del Evangelio. Quien lee estas páginas se da cuenta enseguida de la calidad de la inspiración, de la originalidad de pensamiento y de la discreta expresión, sin afanes literarios. La autora se considera al servicio de la Palabra, que para ella es el Esposo. Permanece largo tiempo a sus pies, aguarda pacientemente el soplo de Su Espíritu, medita atentamente detalles que parecen secundarios y emplea giros que tocan el corazón. Sus conferencias no son un dictado de lo alto, ni una demostración de su talento; son una conquista, una ascensión, una conversión de su sed en Su Sed".

Una de sus últimas conferencias habla sobre la pandemia, cuando "una lluvia de llamadas cayó sobre nuestra casa. Creyentes y no creyentes expresaban todo tipo de dudas, dolor, lágrimas, impotencia, rabia, esperanza, petición de oraciones… Todas traspasaban nuestro corazón y, como Iglesia orante, eran presentadas ante nuestro Señor". 

Y dice la Madre Verónica: "El hombre, al olvidar a Dios, acaba magnificándose a sí mismo y vive en la mentira de creer y hacer creer a todos que somos capaces de hacerlo todo sin Él. El río que se separa de su fuente podrá continuar viviendo algún tiempo, pero terminará secándose. Un árbol privado de sus raíces sufrirá el mismo destino". 

"Cuando el hombre elimina a Dios de su horizonte, ¿es verdaderamente más feliz, se hace más libre, más poderoso? Al final el hombre se encuentra más solo en un entorno más dividido y confundido". 

"Solo si el hombre deja a Dios que sea Dios en su vida, no caminará de temor en temor, de sobresalto en sobresalto". 

Merece la pena leer este libro en un mundo descreído como el de hoy. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes