Zoom

Évole bate record de audiencia con su entrevista al Papa

Jordi Évole entrevistando al Papa Francisco por vídeo conferencia con motivo del coronavirus.
photo_camera Jordi Évole entrevistando al Papa Francisco por vídeo conferencia con motivo del coronavirus.

El Papa Francisco ha vuelto a conceder su segunda entrevista al periodista español de la Sexta Jordi Évole. La primera fue hace justo un año, un cara a cara en el Vaticano. Esta vez por vídeo conferencia debido al confinamiento por el coronavirus.

Me imagino que algún que otro periodista de la Cope, la radio de los obispos españoles, debe estar que "trina", pues pensaran qué tiene Évole que no tengan ellos para que el Papa le haya vuelto a conceder una segunda entrevista a un periodista de una cadena que no es muy amiga de la Iglesia.

Sus razones tendrá. Y me imagino que es una nota característica del Pontificado de Francisco, salir a las periferias, también a las existenciales, a aquellas personas más alejadas de Dios. 

Sobre esta entrevista, algunos datos. El primero, que el programa lo vieron 2.267.000 espectadores, alcanzando un 11% de audiencia. Con respecto a la semana pasada subió mucho porque en el programa anterior consiguió 800.000 espectadores. El domingo logró el máximo de audiencia en lo que llevan de temporada. 

Respecto al contenido. Francisco se mostró muy cercano ante Évole, consiguió un ambiente amigable, de confianza, en una conversación nada protocolaria, al estilo del Papa Francisco. 

El periodista de La Sexta ha resaltado en su perfil de Twitter dos mensajes del Papa Francisco, titulares que también han recogido la mayoría de medios de comunicación.

El primero de ellos, cuando le pregunta sobren los despidos que en estos días tienen que acometer muchas empresas debido al coronavirus. El Papa dice que el "sálvese quien pueda no es la solución" y que en este momento "más que despedir hay que acoger y hacer sentir que hay una sociedad solidaria".

Évole parece que se pone en la piel de los empresarios e insiste en que ellos le pueden decir: "Usted no sabe las penurias que voy a pasar como empresario ahora que la producción ha desaparecido". A lo que el Papa responde: "Puede ser que no las sepa. Pero se las penurias que va a pasar el operario, el empleado, la empleada, la operaria". 

El segundo mensaje que ha destacado Évole es cuando le pregunta a Francisco si en una situación como esta, "¿hasta un Papa puede dudar de la existencia de Dios?" . El Santo Padre lo deja claro. "Evidente. Nadie está exento de las tentaciones existenciales". Y Évole insiste: "Usted ha dudado de la existencia de Dios". Y el Papa responde: "En mi vida alguna vez sí. En estos momentos, NO, He resuelto mis dudas de fe por la Gracia de Dios. Nadie se salva del camino común de la gente, que es el mejor camino". 

Francisco en la entrevista hace una mención especial a los sanitarios, a los que admira y los llamó "los santos de la puerta de al lado, muchos de ellos no creyentes, pero en su testimonio se ve la capacidad de jugarse la vida por el otro". 

Finalmente, el Papa da un mensaje de esperanza y no de optimismo, ya que esta palabra no le gusta. Prefiere la "esperanza en la humanidad": "Vamos a salir menos, y esto es duro, pero mejores. Dios perdona siempre, nosotros perdonamos de vez en cuando, la naturaleza no perdona nunca. La naturaleza está pataleando para que nos hagamos cargo del cuidado de la naturaleza". 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes