Zoom

Lo impactante de Unplanned y la ley sobre los latidos del corazón

Cartel de Unplanned.
photo_cameraCartel de Unplanned.

No quiero hacer un spoiler porque mi recomendación es que veáis "Unplanned" , la historia de la abortista Abby Johnson. Es una película de bajo presupuesto pero el film está a la altura de un largometraje de calidad.

Pero sí quiero comentaros que aquello que le pasó a Abby para cambiar de abortista a provida, aquello que experimentó y que observó, yo no lo había visto en mi vida. Las imágenes son duras pero, en mi opinión, no son crudas. Te dejan una sensación de vacío tremendo. Tristeza y desolación. Y hasta aquí puedo contar. 

Por eso, me sorprende la noticia de que la corte federal en Estados Unidos ha declarado inconstitucional la ley del estado de Georgia que prohíbe el aborto cuando se detecta los latidos del corazón del no nacido. 

El fallo se ha producido tras una demanda presentada en 2019 por parte de los proveedores de aborto en Georgia. 

Realmente, tras esta ley, está claro que el aborto es un negocio. Ya no se trata de acompañar a las pobres mujeres indefensas que no pueden mantener un hijo en un momento delicado de su vida (que en estos casos tampoco está justificado el aborto). Con esta ley, queda patente que lo único que interesa es el negocio, el dinero, el lucro. ¡Por Dios, que se escuchan los latidos del corazón de un ser indefenso! 

Esto mismo es lo que ocurre en la película de Abby Johnson. Queda claro que el negocio es el negocio. Lamentable, inhumano y tremendo. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?