Zoom

Los santos Inocentes

El bebé Alfie Evans con su madre tras desconectarlo.
photo_cameraEl bebé Alfie Evans con su madre tras desconectarlo.

Varios políticos felicitaron la Navidad acordándose "de los que nadie se acuerda". Colgaban en las redes sociales fotografías de un bebé recién nacido, hijo de una inmigrante que acababa de llegar a España en una patera.

Comparaban a esa madre y ese hijo con la Virgen María y el Niño Jesús, que fueron rechazados en la posada de Belén y tuvieron que encontrar cobijo en un establo.

El mensaje político es claro: acojamos a los inmigrantes, que muchas veces llegan a nuestras costas en pésimas condiciones y sólo encuentran rechazo, cuando no racismo, por parte de los españoles.

Que se valgan del cristianismo para hacer política no asunto del que quiera hablar hoy y aquí. Sí, en cambio, me uno a ese mensaje de acordarse de los que nadie se acuerda.

Rompo, por tanto, una lanza por los santos Inocentes de nuestros días, los niños no nacidos que, por no haber nacido aún, no se consideran vivos y son asesinados.

Son muchos lo abortos que se practican a diario en España. Aunque hayan pasado varios días desde la celebración de los Inocentes, los primeros mártires, quiero acordarme de esos nonatos.

Y quiero pensar y desear que este 2019 sea un año en que al menos una madre que se plantee abortar no lo haga. Demasiados Inocentes hay ya en el Cielo.

Zenón de Elea.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?