Zoom

Gracias ministra Robles por su oración

Margarita Robles cerrando la morgue de Madrid.
photo_cameraMargarita Robles cerrando la morgue de Madrid.

El discurso de la ministra de Defensa, Margarita Robles, cerrando la morgue de Palacio de Hielo de Madrid, no ha dejado indiferente a nadie. Los medios de comunicación y las redes sociales se hacían eco del emocionante discurso que pronunció. Nos dejó a todos con un nudo en la garganta. Ella, además, tuvo que contener las lágrimas. 

Me llama la atención que es de las pocas veces, por no decir ninguna, que un ministro socialista hace referencia a la oración, en definitiva a Dios. Durante esta crisis, pocos políticos y personajes públicos han manifestado sus creencias. A pocos les he escuchado: "Yo rezo por el fin de la pandemía, pido a Dios por los fallecidos, ruego al cielo que esto acabe", o súplicas similares. 

Algunos artistas como José María Cano o la excéntrica Rosalía han manifestado su amor y confianza en el Padre Nuestro. Cano ha dicho: "Se nos está pidiendo mucho que seamos prudentes, que nos pongamos mascarillas y nos lavemos las manos con frecuencia (…) pero pocos son los que nos invitan a rezar". El alcalde de Madrid también ha manifestado públicamente sus creencias. 

Por eso, sorprende gratamente que una ministra socialista haya manifestado, por dos veces, su respeto a la oración y haya hecho referencia a la vida eterna. 

Estas han sido sus palabras: 

Las Fuerzas Armadas "en todo momento han estado con ellos, acompañándoles, guardando por su dignidad, por su respeto, orando cuando sabían que eran personas creyentes. Es lo que hemos podido hacer, lo hemos hecho de corazón”. 

"Que las familias sepan que no les olvidaremos, que seguro que en otro mundo mejor les estarán viendo, ayudándonos a todos". 

"Nuestro recuerdo, nuestro cariño, nuestra oración para todos", concluyó. 

Gracias, señora ministra, por estas palabras tan emotivas y por rezar por nuestros fallecidos. 

Zenón de Elea.  

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes