Zoom

El exorcista claretiano, José María Vegas, tumba la ideología de género

Jose María Vegas, misionero claretiano.
photo_camera Jose María Vegas, misionero claretiano.

Jose María Vegas es sacerdote claretiano, nacido el 9 de mayo de 1955 en Jaca (Huesca). Lleva residiendo 25 años San Petersburgo. Partió como misionero a Rusia sin saber muy bien a lo que iba, según declaró en un reportaje que le hicieron hace varios años en Telemadrid, en el programa "Madrileños por el mundo".  (Aquí se puede ver el vídeo)

Entre otras labores, imparte clases en el único seminario de la Iglesia Católica en Rusia, ubicado en San Petersburgo. Además, hace años fue nombrado por su obispo como exorcista diocesano. Lo que le convirtió en el único exorcista de la Iglesia Católica en toda Rusia. 

Pues bien, El P. José María, ha participado en la 50ª Semana de Vida Consagrada que organiza el ITVR estos días en Madrid. No pocos católicos consideran que muchos sacerdotes, y los religiosos en concreto, permanecen muy callados ante la colonización de la ideología de género, y son otros grupos, digamos de católicos más "ultraconservadores",  (dicen por ahí) los que abanderan la guerra un tanto fanática contra este pensamiento impositivo. 

Por lo tanto, que este misionero claretiano alce la voz contra la ideología de género, es algo muy significativo que quiero resaltar. 

Fuertes palabras ha emitido el único exorcista de la Iglesia Católica en Rusia. Copio lo que ha publicado la web de ITVR que no tiene desperdicio: 

"En la ideología de género el ser humano está tratando de definir caprichosamente lo que es bueno y lo que es malo, llegando a negar las evidencias de la condición masculina y femenina, que antes del pecado original, eran claras en la inocente desnudez del varón y la mujer". 

"Parece que hoy en día, en esta nueva voluntad de ponernos en el lugar de Dios, nos inclinamos a disfrazarnos con los más variados ropajes, con tal de no admitir la evidencia de nuestra condición natural. La consecuencia es que, como en el cuento del Rey desnudo de Andersen, todos (o casi) ponderan esta ideología, porque si no lo haces, serás arrojado a las tinieblas exteriores de los reaccionarios contrarios al progreso”.

Sobre el neolenguaje: “A mi modo de ver, es, precisamente, lo contrario de lo que pretende: excluyente, sexista y desigualitario, pues se basa en la idéntica dignidad humana sin distinción de sexo (y orientación sexual), condición social, raza, religión, etc.”

Por último, constató como en nuestros días se está dando una notable falta de pudor. “Sin negar que es cosa buena tratar la dimensión sexual sin mojigaterías, ello no significa que se deban sacar las intimidades a la plaza pública”. Pues a juicio del profesor, “el pudor físico no significa que el cuerpo sea impuro, sino que yo soy infinitamente más que este cuerpo mirado o tomado”; y finalizó refiriéndose a la impudicia psicológica y espiritual con la que se exhiben todo tipo de miserias emocionales, “y que suelen terminar minando los cimientos de la dignidad”.

Quizás estas palabras del P. Vegas le puedan venir bien al diputado Gabriel Rufián que se ha mofado de los católicos en el Congreso a propósito de la ley trans. 

Por cierto, doy las gracias al presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella y al Secretario General de la CEE, Luis Argüello, por defender a los católicos ante las burlas de Rufián. Zenón de Elea.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?