Zoom

La España del siglo XXI, versus la España del siglo IX: de ser un país cristiano, a convertirse en un país islámico

Congreso Católicos y Vida Pública.
photo_camera Congreso Católicos y Vida Pública.

Me cuentan que se ha celebrado un encuentro muy interesante y jugoso entre periodistas y  el director del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Sánchez Saus en el que también ha participado Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Se han puesto sobre la mesa distintas visiones sobre la corrección política y sobre las libertades en juego, que son los temas del próximo Congreso que se inaugura hoy. 

Se ha hablado hasta del espinoso asunto de la comunión del presidente norteamericano, Joe Biden, a propósito de la conferencia inaugural que pronunciará el presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos y arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Horacio Gómez. 

Al respecto, Sánchez Saus ha manifestado que lo que está en juego es la redefinición del bien y del mal. "Biden considera que puede comulgar porque él está defendiendo un derecho fundamental de la mujer, su derecho a abortar. Y por lo tanto, cree que hace el bien", dijo. Esto es un claro ejemplo de la redefinición sobre el bien y el mal al que hacía referencia. 

En este encuentro también se ha reflexionado sobre la desaparición de la religión en los espacios públicos, la cultura de la cancelación (el que no piensa de acuerdo al pensamiento dominante se le aparta), incluso la penalización que lleva a cabo las redes sociales como Twitter, Instagram o YouTube cuando se publican ciertos mensajes que no son "políticamente correctos". Es decir, quien publique post contra la cultura dominante, impregnada de ideología de género, se censura. Por lo tanto, no hay libertad de expresión. 

También me he enterado que Lucia Gonzalez-Barandiaran, CEO de Bosco Films, se ha reunido con Netflix España para ofrecerles sus películas religiosas, y la respuesta de la productora ha sido: "No queremos nada de cine religioso en España". 

Ante semejante ambiente, Sánchez Saus ha comparado la situación del catolicismo actual en España con la del siglo IX en nuestro país: una pérdida de referentes y una conversión masiva al islam. De ser un país cristiano pasó a ser un país islámico. Y en la actualidad, en pleno siglo XXI, existe una pérdida de referentes en nuestro país y una conversión hacia la ideología de género. 

De todo esto se hablará en este Congreso en donde se espera ofrecer nuevos referentes, nuevas visiones, savia nueva. Ojalá. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?