Zoom

La diócesis de Vigo, con los que sufren la crisis de las navieras

El sector naval atraviesa por una delicada situación que está empeorando en estos días. Esta circunstancia afecta, y mucho, a diversas diócesis españolas, entre ellas ala de Tui-Vigo.

Por eso, la diócesis se ha querido solidarizar con los que sufran, porque "Vigo ha vivido siempre del mar y cara a la mar". En el comunicado en el que hacen referencia a los brutales datos del "Informe Foessa" sobre la desigualdad social, aluden directamente al actual problema: "la posibilidad de que Bruselas (...) obligue a devolver los millones de euros que [España] ha recibido como ayuda en los últimos años".

El texto reitera una vez más el mensaje que no se casa de repetir la Iglesia: la economía tiene su centro en la persona. Y si la economía no se humaniza, la diócesis apuesta por hacer un llamamiento "a todo hombre de bien, a los cristianos y a nuestra iglesia diocesana, para fomentar actitudes de ojos abiertos y corazones compasivos respecto a los rostros sufrientes de la crisis".

Un último aldabonazo de monseñor Luis Quinteiro Fiuza: pide a los católicos que insten "a los organismos implicados a buscar las soluciones más idóneas". La crisis nace porque la economía se deshumaniza. De la crisis se saldrá cuando se humanice la economía.

Zenón de Elea

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?