Zoom

Un árbol cada católico en honor a San Francisco de Asís

El ecologista venezolano Erik Quiroga propuso al Papa un homenaje a San Francisco de Asís, patrono de la ecología, promoviendo en su honor la siembra de un árbol, como símbolo de compromiso por la vida y la paz del planeta. "La propuesta fue enviada al Papa Francisco a través de monseñor Pietro Parolin, nuncio apostólico del Vaticano en Caracas y el cardenal Jorge Urosa Savino, representante de la Iglesia católica en Venezuela", precisó Quiroga. Quiroga destacó que San Francisco de Asís fue declarado oficialmente "patrono de la Ecología" por la Bula "Inter Sanctos" del papa Juan Pablo II, el 29 de noviembre de 1979, y así la Iglesia católica dio vigencia a su mensaje convirtiéndolo en causa ecológica.

Agregó que este año la fecha tiene un significado muy especial de compromiso con la causa ambiental, pues el Papa Francisco tomó su nombre en honor a este santo patrono de la ecología y se hizo eco de su mensaje conservacionista.

El ambientalista recordó que recientemente Jorge Mario Bergoglio pidió a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, que sean custodios de la creación del designio de Dios inscrito en la naturaleza, y guardianes del medio ambiente.

Quiroga añadió que el pasado 27 de julio, en el Teatro Municipal de Río de Janeiro, en el marco de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, el Papa Francisco defendió la conservación de la Amazonía y el Medio Ambiente e invitó a tratar la selva Amazónica como un jardín.

"De modo que mi propuesta obedece a los constantes llamados del Papa a la conservación del ambiente", explicó el promotor de la creación del "Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono", aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1974.

"Una siembra en honor a San Francisco es convertir su mensaje de protección y profundo respeto por la naturaleza en mensaje didáctico frente al cambio climático, a fin de lograr un aire menos contaminado, proteger los bosques y ahorrar agua y energía", dijo Quiroga.

Recalcó que si "sembramos e invitamos a sembrar a todos los católicos el arbol del compromiso por la vida y la paz en honor a San Francisco de Asís", en el mundo habría millones de árboles que darían más sombra, más oxígeno y más frutos a la Tierra.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable