Zoom

Benedicto XVI: santo subito y doctor de la Iglesia

Carteles pidiendo "Santo Subito" en la misa funeral de Benedicto XVI en el Vaticano.
photo_camera Carteles pidiendo "Santo Subito" en la misa funeral de Benedicto XVI en el Vaticano.

Como han destacado los medios de comunicación, Benedicto XVI, al igual que su predecesor, san Juan Pablo II, ha sido "proclamado" por muchos fieles 'Santo subito'. Esto quiere decir que han pedido que sea declarado santo a la mayor brevedad posible. 

"Santo subito" es una expresión en italiano aparecida por primera vez en 2005 para pedir la canonización rápida del papa Juan Pablo II. Sin embargo, esta petición no es nueva de 2005, ya que en la Edad Media muchos fieles ya habían solicitado al Pontífice que se declara santo a alguien inmediatamente a su muerte por su fama de santidad en vida. ​

Sin embargo, fue Juan Pablo II quien estableció que el proceso de canonización a una persona no puede abrirse hasta pasados cinco años de su muerte, norma que sigue vigente en la actualidad. Para proclamar santo a una persona, se necesitan recopilar testimonios de vida de santidad, informes, reflexiones de cardenales y teólogos y, por último, acreditar milagros por intercesión del santo. 

Además, una serie de cardenales y laicos han sugerido que hasta ahora el papa emérito, sea también proclamado doctor de la Iglesia. Hasta ahora, la Iglesia ha proclamado 37 doctores (se puede ver en este link) entre ellos, cuatro mujeres: Santa Teresa de Jesús y Santa Catalina de Siena (proclamadas en 1970), Santa Teresa del Niño Jesús (en 1997) y Santa Hildegarda de Bingen (promovida en 2012). 

Son muchos los que consideran que el legado teológico y espiritual de Benedicto XVI es más que suficiente para nombrarle doctor de la Iglesia Católica. Algunos también sugieren que san Juan Pablo II debería, igualmente, unirse a la lista de doctores de la Iglesia. 

Como ha señalado el que fuera portavoz de Benedicto XVI, el jesuita Federico Lombardi, en el prefacio del libro "Con Dios nunca estás solo", los grandes discursos de Benedicto XVI (publicado por Rizzoli y Libreria Editrice Vaticana) que recoge los diez discursos centrales del pontificado, desde el inaugural hasta la última audiencia general, pasando por Ratisbona y Auschwitz: "Como todos sabemos, no sólo los escritos, sino también los discursos y homilías pronunciados por el Papa Ratzinger durante su gobierno de la Iglesia han sido inmensamente más de diez, y casi siempre de riquísimo contenido y eminente calidad expresiva". 

Muchos eran los que pensaban que los funerales de Benedicto XVI no iban a estar tan abarrotados como los de san Juan Pablo II. Se equivocaban. Este papa ha dejado una huella inigualable e imborrable en la Iglesia Católica y en la sociedad contemporánea. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?