Zoom

La beatificación de Juan Pablo I se ha vivido de un modo especial

Beato Juan Pablo I.
photo_camera Beato Juan Pablo I.

Juan Pablo I ya es beato. La beatificación de Albino Luciani, celebrada ayer domingo en la Plaza de San Pedro, se ha vivido de un modo especial a pesar de la fuerte lluvia. Es el último papa italiano hasta la fecha, uno de los motivos por el cual han acudido cientos de miles de peregrinos venidos de todas partes de Italia, fundamentalmente de Venecia, por ser el obispo de la ciudad italiana. 

"Con nuestra Autoridad Apostólica, concedemos que el venerable siervo de Dios Juan Pablo I, Papa, sea de ahora en adelante llamado Beato y que se celebre cada año en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho, el 26 de agosto. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo". Con estas palabras el Papa Francisco ha proclamado beato al Papa de la sonrisa. 

El Papa Francisco ha afirmado en su homilía, que el nuevo beato vivió con la alegría del Evangelio, sin concesiones, amando hasta el extremo y siguiendo el ejemplo de Jesús, fue un pastor apacible y humilde.

"Un Papa que con su sonrisa logró transmitir la bondad del Señor. Es hermosa una Iglesia con el rostro alegre, el rostro sereno, el rostro sonriente. Una Iglesia que nunca cierra las puertas, que no endurece los corazones, que no se queja ni alberga resentimientos, que no está enfadada. Una Iglesia que no está enfadada", dijo Francisco. 

Resueltas ya las especulaciones de que había sido envenenado (su pontificado duró apenas 33 días), Juan Pablo I se convierte en el quinto Papa del siglo XX que llega a los altares, después de Pío X, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II.

La vice postuladora de la causa y periodista, Stefania Falasca, desmintió hace unos días los rumores de que Albino Luciani había sido asesinado en el Vaticano. En declaraciones a ACI Prensa, Stefania Falasca, rechazó el antiguo rumor de que el Papa Luciani habría sido envenenado y precisó que los documentos médicos evidencian que Juan Pablo I murió por causa natural

“Al final del examen, los informes y la documentación elaborados por el doctor Renato Buzzonetti y el arqueólogo papal profesor Fontana, en funciones en aquel momento, hasta ahora ocultos y cubiertos por el secreto profesional, a los que hay que añadir las consideraciones de los renombrados profesores del Instituto de Medicina Legal de la Universidad La Sapienza de Roma que trabajaron en la conservación del cadáver, demuestran que Luciani sufrió una ‘muerte repentina’ en la tarde del 28 de septiembre. En medicina forense, la expresión ‘muerte repentina’ o ‘inesperada’ siempre significa ‘muerte natural’, indicó la experta a ACI Prensa.

En este enlace de Vatican News podemos ver completa, la ceremonia de beatificación. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?